CAJA DE JUBILACIONES Y PENSIONES
Anularon la jubilación de un ex director del Enress
El organismo previsional de la provincia anuló la resolución dictada en 2007, a través de la cual le fue otorgado el beneficio jubilatorio al ex funcionario tres años antes de lo que correspondía. Además, la provincia había asumido el pago de servicios que le correspondían a otros organismos.
Redacción El Santafesino
03/05/2010


La Caja de Jubilaciones y Pensiones de la provincia ordenó anular la resolución por la cual el ex director del Enress Jorge Alberto Hammerly pudo jubilarse en ese organismo, por no cumplir con el requisito de edad. Hammerly se jubiló en 2007 con 61 años, cuando debía contar con 64.

La resolución (Nº 1.665/10), que fue sustanciada el pasado 15 de abril y lleva la firma de la directora de la Caja, Alicia Berzero, ordena dar de baja el servicio jubilatorio y establece que, una vez firme y con posterioridad a la baja, se formulen cargos por lo percibido indebidamente.

Tal como se consignó desde la repartición, Hammerly aportó a la Caja de la provincia (19 años, 6 meses); a la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) en relación de dependencia (26 años, 8 meses), como autónomo (19 años y 1 mes); y a la Caja de Profesionales de la Ingeniería (28 años y 5 meses).

Desde la Subsecretaría de Seguridad Social se puntualizó que “la provincia estuvo pagando lo que le correspondía proporcionalmente por los aportes hechos al Estado provincial, más lo que le correspondía al Anses y a la Caja de Ingeniería. Se asumió como propio el pago de servicios que eran de la Anses y de la Caja de Ingeniería, en detrimento de las arcas públicas santafesinas”.

“Es decir –explicaron–, que se tomó la responsabilidad por servicios que no eran del Estado santafesino, y además se bajó la edad de solicitante del beneficio, otorgándosele tres años antes de lo que correspondía, a los 61 años y 7 meses; cuando debiera haberse otorgado (según el cálculo de la prorrata) a los 64 años y 6 meses”.

Las autoridades del organismo previsional de la provincia anularon la resolución 6.908 de 2007, que posibilitó un cálculo erróneo de las prorratas de edad y servicios, a partir de una aplicación incorrecta de las normas que regulan el sistema previsional nacional y provincial.

Transparencia en la gestión

Luego de haberse detectado casos concretos de jubilaciones mal otorgadas por la Caja, en 2009 se inició una etapa de análisis de cada una de las situaciones, así como la investigación de posibles nuevos casos.

En abril del año pasado, la Subsecretaría de Seguridad Social dispuso que a través de la Secretaría General de la Caja de Jubilaciones, se realice la búsqueda exhaustiva de todos los casos resueltos con aplicación de la resolución 214/2007, y analizar en forma particular cada uno de ellos conforme a las pautas legales brindadas por el convenio de reciprocidad con las Cajas Profesionales, ratificado en el orden nacional por resolución 363/81de la Secretaría de Seguridad Social de la Nación, y en el orden provincial por ley 9207.

Esta investigación arrojó como resultado la detección de quince situaciones de jubilaciones mal otorgadas, similares a los del ex juez de la Corte Suprema de la Provincia Rodolfo Vigo y de Jorge Hammerly.

A excepción de estos dos, en los restantes trece casos se solucionaron las situaciones indebidas a partir de aplicar correctamente las prorratas de edad y servicios, con el consecuente recálculo de haberes.

Investigación exhaustiva

De esta manera se concretaron las medidas anunciadas en su momento por el Ministro de Trabajo y Seguridad Social, Carlos Rodríguez, luego de que se determinara fehacientemente la existencia de haberes con prorratas mal aplicadas: la primera, derogar la resolución y el instructivo que establecía los procedimientos impropios de otorgamiento de jubilaciones; y en segundo lugar, revisar todos los casos existentes y determinar la existencia posible de otros similares, aplicando en cada caso las prorratas por edad y por aportes correspondientes.