TRANSVERSALIDAD EN JAQUE
Ruta 62: una postergación lamentable
En un tramo 60 kilómetros, une nada menos que la Ruta Provincial Nº 1 y la Ruta Nacional Nº 11 en el centro provincial. La obra lleva más de 8 años y aún permanece inconclusa a pesar de avances importantes en los últimos años. Pero hay algo más grave: ya hay deterioros en la carpeta asfáltica.
Por Lic. Exequiel Kay
Redacción El Santafesino
21/09/2011

La Ruta Provincial Nº 62 une nada menos que la Ruta Provincial Nº 1 y la Ruta Nacional Nº 11 en el centro provincial. La obra de pavimentación lleva más de 8 años y aún permanece inconclusa.
Fuente: El Santafesino

El relato oficial de la continuidad de obras públicas como política de Estado, hace eclosión cuando las evidencias de una postergación son inocultables. Es el caso de la Ruta Provincial Nº 62, que de manera transversal une en un trayecto de 61 kilómetros, las rutas Provincial Nº 1 y Nacional Nº 11, desde la localidad de Cayastá (dpto. Garay) a la localidad de Emilia (dpto. La Capital).

La triste comprobación del estado de cosas en esta importante vía de comunicación para el centro de la Provincia de Santa Fe, puede dividirse en dos planos: la postergación del proyecto original -el primer paso fue en 2003- y el deterioro de la carpeta asfáltica que apenas tiene dos años. Una recorrida de El Santafesino, permitió constatar las dificultades de transitabilidad que presenta y los riesgos que se corren.

Peligro latente

El punto de partida en su intersección con la Ruta Provincial Nº 1, a la altura de Cayastá, abre una primera etapa de 20 kilómetros rectos, antes del comienzo de una seria de curvas peligrosas. En estos primeros 20 km. se observan deterioros en la cinta asfáltica justo sobre las alcantarillas existentes, a los 10 kilómetros del recorrido, y luego al menos en seis sectores similares en la otra mitad.

Cuando comienzan las curvas cerradas, los "parches" están a la orden del día. De hecho, cuando El Santafesino transitó la zona, operarios de la empresa Rovial, realizaba los correspondientes trabajos de bacheo. Esta situación se repite en un tramo de 7 kilómetros hasta el puente y aliviadores sobre el Arroyo Saladillo.

Y aquí surge un aspecto crítico aunque relativo al otro plano señalado, el de la obra inconclusa: por cinco kilómetros, entre puentes, la calzada comienza a ser de ripio y se convierte en una postal de cualquier inhóspito sitio turístico de nuestra rica Argentina. La depresión del terreno, la vegetación, el polvo y la falta de señalizaciones, bien podrían confundir a un viajero relajado, que imagine planicies de la Patagonia, valles de Cuyo o quebradas de la Puna.

Superado este sueño o pesadilla según sea el caso de un visitante o un lugareño, comienza nuevamente el pavimento no sin dificultades, aunque mucho menores en comparación. Salvo a los 39 kilómetros del punto de partida, cuando hay un marcado deterioro con baches que obligan a la reducción de velocidad casi a cero. Desde allí, hasta casi la Ruta Nacional Nº 11, previo paso por el pueblo de Cayastacito, la ruta recobra normalidad, para nuevamente causar desazón en su intersección con la arteria nacional: unos 600 metros de tierra, ya sin ripio casi, denotan la falta de continuidad de los trabajos.

Proyecto inconcluso

Las obras de la Ruta Provincial Nº 62, deben dividirse en tres partes: el puente sobre el Arroyo Saladillo, la sección I que es el tramo comprendido entre la Ruta 1 y ese curso de agua, y la sección II que es el tramo entre el Saladillo y la Ruta Nacional Nº 11. En diciembre de 2007, la actual gestión de gobierno, advirtió desde la Dirección de Vialidad, que las tres obras "presentaban serias dificultades y se encontraban paralizadas".

Según nuestro abordaje periodístico a mediados de 2009, se daba cuenta de los pasos de este complejo camino: primero, finalización del puente sobre el Arroyo Saladillo, licitado en 2003 y recién concluido a principios de 2008. La obra tenía financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Segundo y respecto de la sección I, según la gestión de la Dirección Provincial de Vialidad, en ese momento, a cargo del Ing. Jorge Placenzotti, los trabajos se encontraban paralizados por atraso en el pago de redeterminaciones de precios, por falta de respaldo presupuestario y por la indefinición de cómo hacer frente a un cuadro de reajuste del monto de obra por mayor movimiento de suelo a raíz de inconvenientes provocados por las inundaciones. Así, la obra se finalizó, pudiendo transitarse entre la Ruta Nº 1 y los puentes.

Finalmente, en cuanto a la sección II de la ruta, también estaba paralizada por varios motivos, entre ellos: el proyecto no contempló las obras hídricas necesarias en las proximidades de Emilia (dpto. La Capital), 600 metros antes del empalme con la Ruta Nacional Nº 11.

En aquel momento, Placenzotti no hizo mayores referencias a los kilómetros sin pavimentar ubicados antes de llegar al puente sobre el Saladillo, llegando desde Emilia, sector que sufrió los embates de las inundaciones de 2005 y 2007. El funcionario dio cuenta de un movimiento de suelo que se llevó a cabo, pero nunca más hubo declaraciones oficiales acerca de las obras restantes, es decir, los tramos sin pavimentar de cinco kilómetros y de 600 metros ya consignados.




Imágenes relacionadas

En un tramo 60 kilómetros, la Ruta Provincial Nº 62 une nada menos que la Ruta Provincial Nº 1 y la Ruta Nacional Nº 11 en el centro provincial. La obra de pavimentación lleva más de 8 años y aún permanece inconclusa a pesar de avances importantes en los últimos años. Pero hay algo más grave: ya hay deterioros en la carpeta asfáltica.
Fuente: El Santafesino

Leer mas sobre
Artículos relacionados