FUERON ENTREGADOS POR LA PROVINCIA QUE YA PIENSA EN INCORPORAR AUTOBOMBAS
Nuevos equipos de protección para Bomberos Zapadores
Con una inversión cercana a los 2 millones de pesos se adquirieron trajes estructurales, botas, guantes, capuchas ignífugas y cascos. El ministro de Seguridad, Álvaro Gaviola, adelantó que el próximo año se incorporarán autobombas.
Redacción El Santafesino
09/11/2011

El acto se realizó en el auditorio de la Agrupación de Bomberos Zapadores de la Unidad Regional N° 1 (departamento La Capital), donde se entregaron 200 trajes estructurales, 350 pares de botas, 400 guantes, 400 capuchas ignífugas y 160 cascos que serán distribuidos a las agrupaciones de Bomberos Zapadores dependientes de la Policía provincial.
Fuente: Prensa Gobernación

El ministro de Seguridad de la provincia, Álvaro Gaviola, presidió en la capital provincial el acto de entrega de equipos de protección para los Bomberos Zapadores, adquiridos en el marco de la tercera etapa del “Programa de prevención, organización y fortalecimiento de la respuesta operativa de bomberos”, por parte de la Subsecretaría de Protección Civil.

El acto se realizó en el auditorio de la Agrupación de Bomberos Zapadores de la Unidad Regional N° 1 (departamento La Capital), donde se entregaron 200 trajes estructurales, 350 pares de botas, 400 guantes, 400 capuchas ignífugas y 160 cascos que serán distribuidos a las agrupaciones de Bomberos Zapadores dependientes de la Policía provincial. La inversión total alcanzó la suma de 1.854.500 pesos.

Durante la ceremonia se otorgaron también los mamelucos y accesorios distintivos a los integrantes de la Brigada Especial de Rescate Zapadores, equipo formado para la realización de rescates en altura con uso de cuerdas, estructuras colapsadas, pozos, etc.

Continuidad de entregas

En su discurso, Gaviola mencionó que la Subsecretaría de Protección Civil y la Secretaría de Seguridad Pública “realizaron un relevamiento entre los Bomberos Zapadores”, a partir del cual “nos encontramos con una agrupación muy atrasada en cuanto a su equipamiento. La última compra de trajes ignífugos databa de 2001”, observó.

“La necesidad de equipamiento continúa”, sostuvo el funcionario, quien adelantó que “el año que viene se van a comprar autobombas para reequipar y potenciar el parque automotor, que ya tiene sus años. Estas incorporaciones “nos van a permitir tener un cuerpo cada vez más profesionalizado”.

Al cabo del discurso, el director provincial de Protección Civil Zona Norte, Walter Albornoz, brindó detalles del equipamiento incorporado mientras un bombero exhibió la vestimenta afín para el cumplimiento de su misión.

Albornoz explicó que se trata de “capuchas especiales, como los trajes que apantallan la radiación calórica y en su interior están diseñadas para repeler esa radiación”.

Detalló, además, que “los guantes permiten trabajar con objetos calientes; las botas permiten trabajar en ambientes donde existen riesgos químicos o corrosivos y donde haya objetos punzantes, tienen punteras de acero y una protección en la zona de la tibia para evitar lesiones”, completó.

Del acto participaron, además, los secretarios de Seguridad Pública, Horacio Ghirardi; y de Control, Facundo Paschetto; el subsecretario de Protección Civil, Marcos Escajadillo; el jefe y subjefe de la Policía provincial, Osvaldo Toledo y Egidio Schettini, respectivamente; el jefe de la Unidad Regional N° 1, Juan José Mondino; y los jefes de agrupaciones de Bomberos Zapadores departamentales, entre otros.

Respuesta operativa

Desde la Subsecretaría de Protección Civil señalaron que “durante años se ha interpretado a Defensa Civil como un área de respuesta, que actúa de manera reactiva, es decir, yendo detrás del problema. La falta de políticas, y por ende, de la «cultura de la prevención» ocasionó pérdidas de vidas humanas, de bienes materiales, daños a la salud humana”.

“Partiendo del concepto de prevención, desde el punto de vista de evitar que los eventos sucedan; y de mitigación, en el caso de que la ocurrencia del evento sea inevitable, se consideraron diversos aspectos trabajando en el antes”, añadieron.

“Por tal motivo se analizaron riesgos, amenazas y vulnerabilidades y, tras un pormenorizado análisis en cada uno de los 19 departamentos que componen la provincia, se elaboró un programa de fortalecimiento de respuesta basado en el Marco de Acción de Hyogo 2005-2015, destinado a orientar a los Estados en el diseño de sus enfoques para la reducción de riesgos de desastres”, destacaron desde la dependencia del Ministerio de Seguridad.

“La resultante –indicaron– fue el diseño y la implementación del Programa de prevención, organización y fortalecimiento de la respuesta operativa de bomberos, que determinó como prioridades de acción las de garantizar la reducción de riesgo de desastres con una sólida base institucional para su implementación, y fortalecer la preparación en desastres para una respuesta eficaz a todo nivel”.




Leer mas sobre