PREOCUPACIÓN
Lifschitz y el uso de tierras fiscales en Entre Ríos
El senador por el Departamento Rosario sostuvo que la creación de una sociedad anónima que regirá el uso de tierras fiscales en Entre Ríos significará “una virtual privatización de los humedales y producirá daños muy importantes en el ecosistema natural y la biodiversidad de la región”. También, adelantó que presentará un proyecto en la Cámara de Senadores para que la Legislatura manifieste su rechazo a la iniciativa.
Redacción El Santafesino
31/01/2012

El senador por el Departamento Rosario, Miguel Lifschitz mostró su preocupación por la aprobación de una ley (Nº 10.092) por parte de la Legislatura de Entre Ríos para la creación de una sociedad anónima que va a regir el uso de tierras fiscales enterrianas ubicadas en el Alto Delta del río Paraná.
Fuente: Prensa Lifschitz

El senador por el Departamento Rosario, Miguel Lifschitz mostró su preocupación por la aprobación de una ley (Nº 10.092) por parte de la Legislatura de Entre Ríos para la creación de una sociedad anónima que va a regir el uso de tierras fiscales enterrianas ubicadas en el Alto Delta del río Paraná. “La provincia de Entre Ríos a través de una decisión de la Legislatura, sin demasiado debate, aprobó la creación de una sociedad anónima que se hará cargo de la explotación comercial e industrial de todas las tierras fiscales de Entre Ríos y esto significará una virtual privatización de enormes superficies de humedales y abrirá la posibilidad de una explotación intensa de carácter comercial que generará daños muy importantes en el ecosistema natural y en la biodiversidad de esta región”, sostuvo el legislador.

La sociedad anónima, que se denominará Arroz del Delta Entrerriano, tendrá la adjudicación de la titularidad de la tierra por 99 años y podrá convocar a empresas privadas nacionales o extranjeras a suscribir convenios y a integrarse al paquete accionario de la empresa. Al respecto, Lifschitz manifestó que presentará un proyecto en la Cámara de Senadores para que la Legislatura manifieste su rechazo a la iniciativa y también buscará una intervención directa del Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente de la provincia para plantear objeciones al gobierno entrerriano y mostrar la preocupación por la manera en que la empresa va a operar en el territorio.

“Está claro que el objetivo de este emprendimiento es económico y de explotación comercial y agropecuaria de la zona del delta y que no considera en absoluto los aspectos vinculados al cuidado del medio ambiente y a la protección de la biodiversidad de este sector de la República Argentina”, agregó Lifschitz.

Cabe destacar el conflicto entre la provincia de Santa Fe y la de Entre Ríos por el descuido y la explotación sin controles de la zona de islas se remonta a 2008 con la sobreexplotación ganadera de la zona de islas, las consiguientes quemas de pastizales que provocaron accidentes ocasionados por el humo en la autopista Rosario-Buenos Aires y las notables molestias generadas a los rosarinos que originaron protestas desde el ámbito municipal y desde distintas organizaciones ambientalistas y de la sociedad civil de Rosario y culminaron con una presentación judicial que la Municipalidad de Rosario hizo contra la provincia de Entre Ríos ante la Suprema Corte de Justicia.

También, vale resaltar que las opiniones de los especialistas en temas ambientales y las normativas nacionales e internacionales coinciden y recomiendan la preservación, el cuidado y el no uso comercial, ganadero, industrial y agropecuario de los grandes humedales con los que cuenta la Argentina.




Leer mas sobre