PROCESO DE TRANSFORMACIÓN DE TODA LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA
El objetivo es extender la mediación prejudicial obligatoria
Bonfatti y el ministro de Justicia y Derechos Humanos entregaron matrículas a mediadores y comediadores y certificados de habilitación a los centros de mediación.
Redacción El Santafesino
18/06/2012

El ministro Lewis calificó como “una experiencia muy exitosa a la mediación prejudicial obligatoria, que es uno de los ejes de trabajo del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, en el marco de un profundo proceso de transformación de toda la administración de justicia”.
Fuente: Prensa Gobernación

El gobernador Antonio Bonfatti y el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Juan Lewis, entregaron en Santa Fe las matrículas a los mediadores y comediadores inscriptos durante 2012, y los certificados de habilitación a los centros de mediación, en el marco de las políticas implementadas para la transformación de los sistemas judiciales y de la profundización de una forma alternativa de resolver conflictos. Estos profesionales actuarán en el sistema de mediación prejudicial obligatoria civil y comercial, que comenzó a regir en la provincia el 29 de noviembre pasado y ahora se extenderá en territorio y competencia, según reveló el ministro.

En la oportunidad, Lewis calificó como “una experiencia muy exitosa a la mediación prejudicial obligatoria, que es uno de los ejes de trabajo del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, en el marco de un profundo proceso de transformación de toda la administración de justicia, encarado tanto por la gestión anterior como por ésta”.

En este sentido, destacó que “en estos pocos meses de marcha se han presentado 2.010 pedidos de mediación, de los cuales ya se resolvieron aproximadamente 800 y de éstos, el 24 por ciento ha tenido acuerdo”.

“Esta es una cifra alentadora porque implica un 24 por ciento menos de causas que van a transitar por la justicia de distrito; y en segundo lugar, un nuevo concepto de resolver los conflictos, una manera mas madura y que apuesta al diálogo”, señaló el titular de la cartera de Justicia y Derechos Humanos.

Asimismo, el ministro indicó que “el éxito de esta nueva figura, que es la mediación prejudicial, puede ser presentado con números, pero atrás de los números, de la institucionalidad y de los distintos órganos del Estado, están las personas que hacen que esto sea posible, que se llegue a estos acuerdos, que nuestra sociedad dé un paso adelante en la solución pacífica de los conflictos”.

“Estas personas son la figura central de este sistema. Los mediadores traen las herramientas para transformar una situación enojosa, de conflicto, en un acuerdo y un avance”, manifestó Lewis.

Por último, anunció que “como vemos que el sistema funciona, avanzaremos tanto en territorio como en competencias. De modo que en el segundo semestre de este año vamos a implementarlo en los distritos que faltan para cubrir las circunscripciones primera y segunda, Santa Fe y Rosario; y vamos a extender la mediación prejudicial obligatoria a la justicia en los mismo lugares a la justicia de Circuito, que involucra causas de menor cuantía”.

“Este es un avance importante y creo incluso que este 24 por ciento, que se está dando en la justicia donde se liquidan los problemas más importantes económicamente, seguramente en el ámbito de la justicia de Circuito va a aumentar, es decir vamos a lograr un mayor número de acuerdos”, concluyó el ministro.

Del acto, que tuvo lugar en el salón Blanco de Casa de Gobierno, participaron además el vicegobernador Jorge Henn; el fiscal de Estado Pablo Saccone; los secretarios de Justicia, Roberto Vicente, y de Transformación de los Sistemas Judiciales, María Cecilia Vranicich; la directora provincial de Desjudicialización de la solución de conflictos interpersonales, Eleonora Avilés; y el coordinador de la Región 3 – Nodo Santa Fe. También fueron invitadas las 11 instituciones formadoras de mediadores de la provincia.

Los mediadores y comediadores son figuras centrales del sistema, que apunta a resolver el conflicto sin que éste pase por la justicia. Tras recibir la matrícula, y dentro de un plazo de siete días, registrarán su firma y su sello en la Agencia de Gestión de Mediación (Agem) y quedarán incorporados automáticamente al sistema, que funciona en las ciudades de Santa Fe y Rosario.

El sistema, establecido por la ley N° 13.151, comenzó para casos que se inician en los juzgados de distrito de Rosario y Santa Fe con competencia en lo civil y comercial, y se implementará en forma progresiva en el resto de la provincia.

La mediación, un sistema novedoso

La mediación prejudicial obligatoria santafesina tiene dos características que la distinguen del resto de las legislaciones (nacional y provinciales): la organización del sistema en la órbita del Poder Ejecutivo, concretamente en la Dirección Provincial de Desjudicialización de la Solución de Conflictos Interpersonales del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, y la incorporación de nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TICs) a todo el procedimiento. Es decir que se utiliza el soporte informático para actuaciones significativas -presentación del requerimiento, sorteo del mediador, notificaciones en general, entre otras- lo que le da mayor agilidad, economía y eficiencia al sistema.

El pilar del sistema son las Agem, que actualmente funcionan en Santa Fe y Rosario pero se replicarán en el resto de las circunscripciones de la provincia (Reconquista, Rafaela y Venado Tuerto). Las Agencias son las que registran y sortean a los mediadores.

Durante 2012 se inscribieron 335 mediadores y 21 comediadores en el Registro habilitado a tal efecto, que se abrió en febrero de este año. Ésta fue la segunda inscripción, ya que la primera se realizó a fines de 2011.

Con esta entrega de matrículas la provincia pasa a contar con un total de 655 mediadores y comediadores, lo que significa la consolidación de un sistema y la profundización de este nuevo concepto en el marco de la transformación de los sistemas judiciales en la provincia, indicaron desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

La inscripción en el Registro se realiza sólo una vez por año y es condición indispensable para los profesionales interesados en actuar en el procedimiento. El registro con los datos personales y de formación del mediador, como así también con los datos de los lugares físicos donde ejercerá su labor, sirve para definir por sorteo digital quienes intervendrán en los casos.

El requerimiento de mediación se efectúa vía electrónica, a través de un formulario, ante la Agem, con patrocinio letrado. La Agem realiza la admisión y sortea el mediador. Luego el requirente debe presentarse en la oficina del mediador sorteado y una vez aceptado el cargo se hace la convocatoria a la primera reunión.

Los principios que gobiernan este procedimiento están reglados. La mediación se caracteriza por la confidencialidad y el secreto profesional, la asistencia personal de las partes y el patrocinio letrado obligatorio. El mediador siempre es un abogado o procurador, que puede actuar eventualmente con un co-mediador con incumbencias afines al conflicto.

La mediación se traduce en actas (de reunión, finales y de acuerdo) y dura hasta 45 días hábiles, prorrogables hasta un máximo de seis meses. Puede concluir por acuerdo, por ausencia injustificada de la o las partes, por decisión del mediador, por decisión de cualquiera de las partes o por agotamiento del plazo máximo del tiempo de mediación.

Los acuerdos protocolizados son ejecutables por vía de ejecución de sentencia en caso de incumplimiento, mientras que el acta de finalización sin acuerdo habilita la vía judicial.




Leer mas sobre