ACTO EN ROSARIO POR EL DÍA DE LA BANDERA
Bonfatti instó a construir juntos más allá de las diferencias
El gobernador dijo que “ser herederos del pensamiento de Belgrano es trabajar por el encuentro, el diálogo y el consenso”.
Redacción El Santafesino
21/06/2012

Representantes del proyecto Alta en el Cielo entregaron en el inicio de la ceremonia retazos de la enseña patria, cómo símbolo de 14 años de labor, al vicepresidente de la Nación, Amado Boudou; al gobernador de la provincia, Antonio Bonfatti; y a la intendenta de Rosario, Mónica Fein.
Fuente: Prensa Gobernación

El gobernador Antonio Bonfatti destacó en Rosario en su discurso en el acto central por el Día de la Bandera, que "nuestro modo de ser herederos del pensamiento y los ideales de Belgrano es, en Santa Fe, trabajar por el encuentro, el diálogo, la solidaridad, la convivencia, la justicia, el respeto por el otro, animarnos a poner los problemas sobre la mesa, a buscar los consensos necesarios para construir la paz y hacer que los derechos sean una realidad, donde todos los santafesinos y santafesinas estemos incluidos". Al mismo tiempo, instó a ser capaces de construir juntos más allá de las diferencias.

Al referirse al emprendimiento Alta en el Cielo, Bonfatti resaltó que allí donde se representan los valores del trabajo, de la disciplina, la constancia, la valentía, donde se representan los sueños colectivos de los argentinos, "la bandera nos identificará, alta en el cielo".

El tradicional y popular acto frente al Monumento a la Bandera se inició sobre el mediodía, con dos horas de retraso por la demora en la llegada del gabinete nacional encabezado por el vicepresidente, en ejercicio de la presidencia, Amado Boudou debido a que los problemas de visibilidad obligaron a retrasar la salida de los vuelos desde Buenos Aires.

Encabezado por el vicepresidente Boudou, el gobernador Bonfatti y la intendenta de Rosario Mónica Fein, el acto este año tuvo como particularidad el último desfile de Alta en el Cielo, la bandera más larga del mundo. El palco estuvo integrado por los gabinetes nacional y provincial, legisladores y concejales rosarinos.

Representantes del proyecto Alta en el Cielo entregaron en el inicio de la ceremonia retazos de la enseña patria, cómo símbolo de 14 años de labor, a Fein, Bonfatti y Boudou.

Discursos

La intendenta Fein dijo que la creación de la bandera fue "un acto fundacional" como Nación, "porque lo que nos identifica y nos une es la bandera". Además, de señalar que, "es el símbolo de la unidad nacional", la intendenta rosarina pidió por la autonomía municipal y por un país "más justo y federal".

Por su parte, el Vicepresidente Amado Boudou, al tiempo de celebrar "por la creación de la bandera que nos une", exhortó a los presentes a "escucharnos y trabajar juntos por la Argentina". Además, el vicepresidente señaló los logros del gobierno nacional y se refirió a la difícil situación mundial señalando que "no es con ajuste cómo se sale de los problemas sino con más inclusión".

Discurso completo del gobernador Antonio Bonfatti

"Este 20 de junio recordamos a Manuel Belgrano, quien murió pobre y olvidado, un día como hoy, hace 192 años. Nosotros recordamos a Belgrano, sobre todo, como el creador de nuestra enseña patria; por haber enarbolado por primera vez, el 27 de febrero de 1812, junto a estas barrancas del Río Paraná, la que unos años más tarde iba a ser la bandera argentina. Pero es importante evocar además los valores que representa Manuel Belgrano. Fue un hombre de leyes, un auténtico pionero en todos los campos: las educación, el comercio, la ciencia... Hasta se vio obligado a asumir un rol más en beneficio de la patria: tomar la espada sin ser militar, como general de las guerras de la independencia. Fue tan generoso y humilde en la victoria, como valiente y esforzado soldado en la batalla.

Pensemos en el momento en el que tuvo que actuar Belgrano: nada resultó fácil para él, en un país que luchaba por su independencia. Sin embargo ninguna de las adversidades logró hacerlo claudicar: por el contrario, los problemas motivaron a Belgrano a emprender su camino de hacedor, de innovador, de obrero constructor de la nación.

Hablar, entonces, de Manuel Belgrano es hablar de esfuerzo, de modestia, de honestidad, de defensa de todas las libertades: civiles, políticas, de expresión, todos valores que hoy el presente nos reclama.

Lamentablemente, la realidad actual muchas veces contrasta con estos nobles principios. Hoy la sociedad exhibe síntomas de mayor violencia, intolerancia e individualismo. Ante un mundo convulsionado, pleno de incertidumbres, a veces con nubarrones de desaliento... vale una reflexión que nos invita a seguir el camino trazado por Belgrano: asumir nuestras responsabilidades. Hacer del mejor modo posible cada una de las cosas que nos toca hacer, desde lo más pequeño a lo más grande, esforzarnos, ser generosos, ser constantes y tenaces, y pensar en las generaciones que nos sucederán.

El sueño en Celeste y Blanco de Belgrano, contenía un proyecto común de Nación, basado en la solidaridad, la educación, el trabajo y la justicia.

Nuestro modo de ser herederos del pensamiento y los ideales de Belgrano es, en Santa Fe, trabajar por el encuentro, al diálogo, la solidaridad, la convivencia, la justicia, el respeto por el otro, animarnos a poner los problemas sobre la mesa, a buscar los consensos necesarios para construir la paz y hacer que los derechos sean una realidad, donde todos los santafesinos y santafesinas estemos incluidos.

Es mucho lo realizado, y es mucho lo que queda por delante. Es necesario insistir en la necesidad de un cambio cultural. Tenemos un plan estratégico de mediano y largo plazo que nos señala el camino y que nos permite orientar la tarea colectiva y permanente de transformar Santa Fe.

Queremos que en esta Rosario, Cuna de la Bandera, y en la Provincia de Santa Fe, Cuna de la Constitución, cada persona pueda encontrar el sentido de la Patria que nos une en un proyecto común.

En este año del Bicentenario de la creación de nuestra Bandera, nos reunimos a coronar el proyecto Alta el Cielo, que comenzó en Rosario y que unió a miles de argentinos. Un proyecto que rápidamente contagió a ciudadanos de otras partes de la provincia, del país y del mundo, sumando retazos, sus manos y sus ilusiones para que esta gran Bandera hoy sea orgullo y patrimonio de todos.

Alta en el Cielo simboliza, más allá de su extensión, una intención, una bandera hecha entre todos. Nos trae los valores de Belgrano, nos recuerda lo que sabemos lograr cuando trabajamos juntos, cuando somos capaces de construir, más allá de nuestras diferencias.

Nuestra celeste y blanca nos enseña un camino en estos tiempos difíciles: el de la voluntad, el del método, el de la disciplina, el de la constancia, el de la firmeza, el de la justicia, el de la educación, el de la valentía. Sigámoslo. Y sólo de ese modo le devolveremos a nuestra bandera su valor revolucionario de emancipación y libertad.

Ese era el sueño de Belgrano, ese es hoy nuestro sueño. Allí donde a los argentinos nos encuentre unidos y de la mano, la Bandera flameará con más fuerza.

La encontraremos flameando en la defensa de nuestros derechos soberanos sobre las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur.

En donde crece la Patria, con cada escuela nueva, hospital o centro de salud que se ponga en marcha; en cada joven que logra su primer empleo; en cada alumno, en cada maestro.

En cada deportista que representa al país. En cada científico. En cada emprendedora, en el surco, en cada fábrica.

Allí, donde se representen estos valores y los sueños colectivos de los argentinos, la Bandera nos identificará, alta en el cielo".




Leer mas sobre