LLEGÓ EL PRIMER TREN CON EL MATERIAL PÉTREO
Mejoramiento de caminos de la cuenca lechera
Se centraliza la compra de material y su transporte desde las canteras a los diferentes centros de acopio establecidos en el recorrido del ferrocarril.
Redacción El Santafesino
13/03/2013

En la estación de trenes de Sunchales se produjo el arribo de la primera formación, de las treinta que están previstas para este año, con una importante carga de material pétreo.
Fuente: Prensa Gobernación

En la estación de trenes de Sunchales, departamento Castellanos, se produjo el arribo de la primera formación, de las treinta que están previstas para este año, con una importante carga de material pétreo que forman parte del desarrollo del nuevo “Plan de mejoras de caminos rurales de la cuenca lechera”.

El acto central se llevó a cabo en el andén de la estación ferroviaria “Sunchales” del Nuevo Central Argentino (ex Ferrocarril General Bartolomé Mitre), y contó con la presencia del Administrador de Vialidad Provincial, Juan José Bertero; los coordinadores Osvaldo Audagna, Rubén Giorgetti y Adolfo Weder; jefes de Zona y directores Generales de la repartición. Se hicieron presentes también los intendentes y presidentes comunales integrantes de la “Cuenca Lechera”, abarcando los departamentos San Cristóbal, Rafaela y Las Colonias; junto con Sociedades Rurales y Cooperativas de Productores de la región.

En esta nueva y experimental modalidad de convenios, Vialidad centraliza la compra de material y su transporte desde las canteras a los diferentes centros de acopio establecidos en el recorrido del ferrocarril.

“Este tren pone en marcha una metodología nueva, y que tenemos que entenderla. Para nosotros era importante que nos acompañen, porque hay toda una tarea de puesta a punto para ir optimizando todo el mecanismo desde que llega el tren, hasta que la comuna retire la piedra”, declaró Bertero.

Por otra parte, el funcionario señaló que “estamos descargando en Sunchales, una ciudad emblemática, no solamente porque sea cuna del cooperativismo, sino porque es uno de los núcleos de la cuenca lechera del país, y esto tiene que generarnos a todos una dinámica distinta. En estas localidades siempre estuvieron acostumbrados a ver el tren que pasaba, o que se detenía para hacer maniobras, pero hoy los trenes comienzan a detenerse para descargar un producto que va a facilitar el trabajo de los productores”.

En referencia a la mirada institucional que desde Vialidad se tiene respecto de este accionar, el administrador general del organismo sentenció que “esta nueva modalidad marca uno de los puntos de inflexión que de la nueva Vialidad pretendemos desarrollar, siguiendo los lineamientos de un Estado presente, que no se desliga de las situaciones emitiendo un cheque, sino que entiende la problemática y la afronta en conjunto con las comunas y municipalidades”.

Para Culminar, Bertero resaltó la forma de trabajo, articulando lo público y lo privado, dado el acuerdo llevado adelante con la concesionaria del NCA; y de lo público – público, en relación al trabajo de Vialidad junto a los municipios y comunas.

Trenes y Centro de Acopio

Dentro de los detalles de planificación del operativo de trenes, cada tren posee trece vagones, obteniendo una capacidad de carga aproximada de 1.500 toneladas.

Los centros de acopio en donde se descargará material son siete en total, y estarán ubicados en Curupaity, Palacios, Sunchales, Aurelia, Sa Pereira, Santa Clara de Buena Vista y López. Cada centro de acopio podrá almacenar hasta 7.000 toneladas de material pétreo.

Una vez depositado el material en los centros de acopios, las comunas que tengan los proyectos aprobados desde Vialidad, trasladarán el mismo desde allí hasta el lugar establecido para la obra, en donde la DPV supervisará los trabajos.

Es importante recordar que, previo a esta nueva forma experimental de convenios, las comunas cargaban con el costo de trasladar el material desde las canteras (Córdoba o Santiago del Estero), utilizando varios camiones cargados que circulaban grandes distancias por las rutas provinciales, los cuales además desgastaban por su porte las arterias viales.