LA PROVINCIA LICITÓ OBRAS
Autopista Santa Fe-Rosario: un camino con muchos baches y dudas
Se presentaron siete ofertas para la repavimentación de un tramo de la Autopista Santa Fe – Rosario. La obra, que comprende un tramo de 50 kilómetros, demandará una inversión de más de 297 millones de pesos. Será asumida por la Provincia, y después volverá a manos de privados.
Por Lic. Exequiel Kay
Redacción El Santafesino
08/02/2017

El ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay; y el administrador de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), Pablo Seghezzo.
Fuente: Prensa Gobernación

No sin despertar ciertas suspicacias, se realizó este martes en la ciudad capital el acto de apertura de sobres para comenzar con la repavimentación de un tramo de 50 kilómetros de la Autopista Santa Fe – Rosario, con el fin de garantizar seguridad y transitabilidad, algo que el último concesionario -ARSSA-, no garantizó . La obra cuenta con un plazo de ejecución de nueve meses y un presupuesto oficial establecido en 297.620.793, 58 pesos. En la oportunidad, siete empresas presentaron sus respectivas ofertas: la Unión Transitoria de empresas (UTE), conformada por las firmas Edeca S.A., Obring S.A. y Rava S.A. de Construcciones Autopista AP01, cotizó los trabajos en 276.786.239,11 pesos; la firma Rovial S.A., en 285.305.761,06 pesos; CRZ Construcciones S.A-Boetto y Buttigliengo S. A., presentó una oferta por 270.834.904,59 pesos; Laromet S. A. - Vial Agro S.A (UTE), ofertó por 248.799.506,50; Luis Losi S.A., cotizó en 319.924.431,48 pesos; Néstor Julio Guerechet S.A., por 266.754.859,34 pesos; y Alquimaq S.A.C.I.F., que ofertó por 324.608.071,60 pesos.

Cabe recordar que la salida de ARSSA fue consensuada entre el gobierno y la empresa, sin sanción alguna para la misma, ante el incumplimiento de ciertos aspectos del contrato de concesión. "Intentamos darle continuidad al contrato de concesión –admitió el propio Ministro de Infraestructura, José Garibay–, pero vimos la imposibilidad desde los aspectos administrativos y jurídicos, ya que estaba viciado de muchas fallas. Fue así que se tomó la decisión de una resolución anticipada del contrato, por lo que desde fines del año pasado, el concesionario quedó solo con la operación. Y hasta tanto se realice una nueva concesión, el Ministerio de Infraestructura y Transporte se hace cargo de la administración del contrato, de todos los gastos y definiciones técnicas". Más que claro.

Hoy Vialidad Provincial es responsable de las obras de mantenimiento y bacheo que se llevan a cabo y, con esta primera licitación, se ingresa en un proceso de inversión importante. De ahí los cuestionamientos: durante años, los santafesinos pagaron peaje, para transitar por una autopista en malas condiciones, situación que ARSSA debió revertir y no cumplió. Y no sólo eso: tampoco recibió sanción alguna y las propias empresas que formaron parte de esa UTE pueden participar del próximo llamado a licitación por una nueva concesión. Es más: dos de esas empresas, ¡fueron oferentes en esta licitación para la repavimentación! ¿Porqué no lo hicieron antes? es la pregunta.

El status quo no tiene miras de ser revertido en el futuro. Convencido, Garibay adelantó que en el nuevo proceso de concesión que se licitará durante el mes de marzo, "el objetivo es que el concesionario no haga las inversiones, sino que simplemente sea un administrador del sistema y del peaje, y a quien le exigiremos la incorporación de tecnologías de información, de administración y de un cobro del peaje más dinámico".

“El modelo de concesión que prevemos y que vamos a licitar no prevé la incorporación por parte del concesionario como inversor; simplemente va a ser un administrador de la autopista que brindará servicios se seguridad y mantenimiento y cobro de peaje, mientras la inversión la va a ir haciendo la provincia con recursos propios o con los recursos resultantes que no se usen para cubrir el costo operativo del corredor” le dijo luego del acto licitatorio a diario El Litoral. Sostiene, además, que el estado provincial, está en condiciones de hacer las inversiones pero no de administrar el corredor. Y piensa que un privado puede hacer esta tarea de manera más eficiente.

Tanto los contenidos del decreto 5194 del 30 de diciembre de 2016, que termina con el contrato de concesión, como esta nueva realidad que plantean los propios funcionarios justificando el incumplimiento de ARSSA, casi no recibieron críticas por parte del todo el arco político opositor, salvo del diputado (MC) Mario Lacava, quien exigió que se realice una investigación sobre este dudoso procedimiento. El ex legislador, redcordó algunos datos: 46.000 vehículos por día pasan por la autopista, cerca de 17 millones de vehículos por año. 170 millones de pesos al año, dejan esos vehículos en la caja recaudadora de ARSSA. "La principal obligación contractual de ARSSA era repavimentar todo los 320 kilómetros. en los primeros 5 años de la concesión. "Solo repavimentaron y mal 70 kilómetros" advirtió.

Detalles de la obra

Se trata de la reparación y repavimentación de un tramo de la Autopista AP01, la que formará parte de una serie de intervenciones necesarias a fines de lograr la seguridad que requiere una vía de esta importancia. En esta primera etapa se prevén bacheos superficiales y profundos, fresado del carril lento, sellados de fisuras y repavimentación del carril lento y del carril rápido con distintos espesores de concreto asfaltico, y la colocación de geogrillas en una zona especifica del carril rápido. En general se repara un tramo de la calzada descendente entre el kilómetro 17 al kilómetro 32, y un tramo de la calzada ascendente entre el kilómetro 20 y el kilómetro 55.




Imágenes relacionadas

La Autopista Santa Fe - Rosario presenta un marcado deterioro. Ahora, la Provincia asumirá el costo de repararla.
Fuente: El Santafesino

Leer mas sobre