PLAN DE SOLUCIÓN INTEGRAL
Anunciaron la construcción de 436 viviendas en el barrio Acería
El proyecto de intervención integral es la solución habitacional definitiva al complejo Fonavi, en el noroeste de la capital provincial, y de puesta en valor del barrio mediante equipamiento urbano y espacios públicos. Se estima que el total de las tareas demandará seis años.
Redacción El Santafesino
12/04/2017

El gobernador Miguel Lifschitz presentó el plan de obras integrales para revitalizar el complejo Fonavi de barrio Acería en la ciudad de Santa Fe.
Fuente: Prensa Gobernación

El gobernador Miguel Lifschitz presentó el plan de obras integrales para revitalizar el complejo Fonavi de barrio Acería, que prevé la construcción de 436 viviendas como solución habitacional definitiva.

Se estima que el total de las tareas demandará seis años y la inversión proyectada por parte de la provincia será de 455 millones de pesos.

“Estamos presentando uno de los proyectos más importantes que tenemos en marcha en la ciudad de Santa Fe”, señaló Lifschitz. “Tenemos más de cien obras que se están ejecutando, obras contra inundaciones, de pavimentación, escuelas, el hospital Iturraspe, centros de salud, obras para la cultura, y hasta comisarías nuevas; pero esta obra en particular, tiene para nosotros un gran significado porque estamos hablando de un barrio de viviendas públicas que tiene muchos años, que nació mal construido, con muchos problemas, con un mal diseño, con un mal proyecto, sin espacios públicos, y con fallas en las instalaciones. Así nació y así siguió, mal durante toda su historia”, agregó el mandatario.

Sobre la obra, el mandatario anunció que “vamos a comenzar demoliendo una de las torres y vamos a empezar a construir las nuevas viviendas para esas familias que transitoriamente tuvieron que abandonarlas, y así vamos a ir en un proceso, de a poco, hasta completar el total”, precisó Lifschitz, y agregó que “vamos a dejar un gran espacio público, una plaza que va a servir para el barrio nuevo y ayudará a integrarse con los barrios vecinos”.

El gobernador también destacó que “es la primera vez que va a ocurrir en la provincia de Santa Fe y en la Argentina, que se tira abajo un edificio. Las viviendas populares tienen que tener dignidad y calidad constructiva”.

El proyecto urbanístico, que se desarrollará mediante procesos de licitación pública, prevé la construcción de 436 unidades habitacionales, traslado por etapas de las familias y posterior demolición de las agrupadas que presentan mayor grado de compromiso en la medida en que vayan quedando deshabitadas.

El acto se desarrolló en la Escuela Nº 1321 “Dr. Agustín Zapata Gollán”, con la presencia de vecinos y de representantes de distintas organizaciones e instituciones del barrio.

El proyecto

La iniciativa surge como respuesta al relevamiento realizado (desde noviembre de 2016) por la Secretaría de Estado del Hábitat y la dirección provincial de Vivienda que arrojó como resultado diferentes niveles de deterioro en las unidades habitacionales y la necesidad de reparación integral o demolición de los edificios que presentan deficiencias estructurales.

El nuevo complejo habitacional, que también comprenderá las tres manzanas ubicadas entre calles Azcuénaga al norte, Ayacucho al sur, E. Rosas al este y M. Grandoli al oeste, contará con 436 viviendas, estará dotado de las obras de infraestructura correspondientes y el equipamiento urbano necesario para las familias. Del total de unidades habitacionales, 420 serán edificadas bajo el prototipo dúplex (en su mayoría, de dos dormitorios) mientras que 16 de ellas serán adaptadas para personas con discapacidad.

En este marco, comenzó la primera etapa de obras con la demolición de la agrupada Nº 21 (ubicada en la manzana delimitada por Roca, Azcuénaga y Grandoli). Las tareas continuarán con la construcción de 80 viviendas y las obras de infraestructura correspondientes, que demandarán una inversión de 87 millones de pesos.

Transformación del barrio

En tanto, Leone señaló que “venimos a presentar la transformación del barrio Acería, porque consideramos que eso es lo que va a suceder. La transformación comenzó con la demolición del monoblock 21 y creemos que es un hecho histórico haber empezado”.

El funcionario destacó la red de instituciones que funciona en el barrio y que trabaja de manera coordinada con diferentes áreas del gobierno provincial, y convocó a los vecinos a “no perder esa red de instituciones y esa mesa de trabajo que tenemos, ya que ese va a ser el nexo para transmitirles el plan diario de trabajo para seguir con le proyecto adelante. Creemos que es fundamental esa mesa por la cantidad de instituciones que la conforman y por la participación de los vecinos”, agregó.

Con respecto a las tareas a realizar en el barrio, solicitó a los vecinos “que se sumen porque son ustedes los que a diario viven, y de este modo estaremos estableciendo un orden de prioridades para ver como se van a ir relocalizando”.

“Otro cambio fundamental es que van a ser viviendas unifamiliares de dos plantas, Individuales, y con toda la infraestructura necesaria”, anunció.

Por último, Sandra Ibarra, vecina del barrio, expresó su agradecimiento al gobernador y calificó al anuncio como “un sueño para nosotros. Estoy muy emocionada. Las personas que vivimos en los monoblocks la pasamos día a día, muy mal, es la realidad, y usted es la única persona que se ha acercado con semejante proyecto”, concluyó.




Leer mas sobre