DESPUES DEL PARO NACIONAL
La crítica situación de la clase obrera
Claudio Girardi y Eduardo García, secretario y adjunto a la Confederación General del Trabajo (CGT) regional Santa Fe, analizan en este artículo la situación de los trabajadores y los fundamentos de la protesta social con cese de actividades que en todo el territorio nacional expresó su descontento con las políticas del gobierno de Mauricio Macri.
Redacción El Santafesino
18/04/2017

Eduardo García, sec. adjunto de la CGT y titular del Sindicato de Trabajadores Viales.
Fuente: El Santafesino

Con la situación general del país como marco, y las particularidades del impacto de la política económica en la clase obrera, la CGT Santa Fe se manifestó el pasado 6 de abril y dejó sentada su postura de cara al futuro, que se avizora como conflictivo.

La primera huelga general contra la gestión de Mauricio Macri fue contundente y se sintió con mayor fuerza en los principales centros urbanos, donde la escena estuvo marcada por la ausencia total de transporte público y las protestas.

En Santa Fe también se manifestó en ese sentido, “tanto por los trabajadores como por los que ya perdieron el trabajo” advirtió Eduardo García, secretario adjunto de la CGT y titular del Sindicato de Trabajadores Viales.

“Entonces cuando decíamos antes de las elecciones que teníamos tener cuidado qué se quería cambiar, esto es, “Cambiemos”- nos dijeron que era una campaña del miedo. Ahora decimos: no es miedo, es realidad. Aumento de tarifas, desempleo, apertura de importaciones, etc. Son políticas aplicadas en este país y que nos llevaron al desastre” fustigó García.

Para el secretario general de los Trabajadores Viales, hay un problema de percepciones de la realidad. “Parte de la clase media, los profesionales, entre otros sectores, evidentemente no ven la realidad. La política ha perfeccionado su estructura de manejo de la sociedad, independientemente de lo que a un ciudadano le toque vivir cada día en la calle” reflexionó.

Sobre esa realidad nacional, dijo que “no hay nadie en este país que no haya sido engañado” y advirtió sobre las políticas educativas -no comienzo de clases-, las jubilaciones, y los trabajadores “a los que podemos ayudar en sus puestos y a otros que ya están indefensos porque quedaron en la calle” lamentó.

“Toda la sociedad está defraudada porque se está gobernando para el 10 por ciento de la población, y eso así como tiene un principio, tiene un fin. El pueblo argentino no resiste esta política. Queremos la vigencia del sistema democrático pero si se tensa la cuerda, la cuerda se puede cortar” aseveró.

En la perspectiva política, García dijo que los partidos políticos tendrán que hacer un esfuerzo para ver de que forma se aglutina ese descontento que hay en la calle. “En Santa Fe, cuidado, pueden llegar a verse alianzas como por ejemplo, el justiciamos con el socialismo en un frente cívico en la provincia a los fines de defender a los ciudadanos y sus fuentes laborales” reveló el dirigente de cara a la inmediata carrera electoral.

El costo del ajuste

Por su parte, el secretario general de la CGT, Claudio Girardi, dijo a El Santafesino que el gobierno de Macri no encarna un plan para integrar a los argentinos, sino un plan financiero. “Ajustan a los trabajadores. Equilibran las cuentas mediante el ajuste y duplican el nivel de endeudamiento” ejemplificó.

El titular de la Bancaria Santa Fe, aseguró que la intención no es desestabilizar al gobierno. “Queremos que Macri termine su mandato pero no con estas políticas públicas” aseguró.

Girardi sostuvo que los principales perjudicados son los jubilados, con pérdida del poder adquisitivo, los trabajadores no registrados, los 130 mil despedidos que se registraron en el país, las pymes en general están en una situación compleja.

Sobre el deterioro del salario, puso como ejemplo a los bancarios, gremio al cual representa. “Si nosotros pensamos en nuestro sueldo, no estamos tan mal, pero no es así. Debemos pensar en todos los trabajadores y defender los derechos de todos” se solidarizó.

El diagnóstico es crudo: más indigencia, más pobreza, mas desocupación, cierre de empresas. “Pedimos que Mauricio Macri cambie. Prometió que no habría aumentos de tarifas y hubo tarifazos. La gente está perdiendo su poder adquisitivo. Cuando el trabajador deja de consumir, perjudica el trabajo de otro argentino. Nosotros le decimos al presidente que cambie porque esto va mal” concluyó.




Leer mas sobre