EL TRABAJO DE VIALIDAD PROVINCIAL
El Plan Vial como columna vertebral para el desarrollo
Conexiones interprovinciales, transversales e inclusivas de pequeños pueblos; asistencia al sector productivo y promoción del turismo; recuperación de la red terciaria; integración de regiones con alta densidad poblacional y actividad comercial; son algunos de los ejes de la política de estado del gobierno que conduce el Ing. Miguel Lifschitz.
Por Lic. Exequiel Kay
Redacción El Santafesino
25/10/2017

El Ing. Pablo Seghezzo comentó los aspectos centrales del Plan Vial y el desempeño de la Dirección Provincial de Vialidad.
Fuente: Exequiel Kay

El Gobierno de la provincia de Santa Fe, a través del Ministerio de Infraestructura y Transporte, lleva adelante la inversión vial más importante de la historia santafesina. A octubre de este año, se llevan invertidos en 21 meses de gestión, 12.600 millones de pesos en nuevas rutas, repavimentaciones, reparaciones y ripiados, y construcción de nuevo puentes.

La celebración del Día del Camino -5 de octubre- es un momento propicio para el balance y la puesta en perspectiva de este plan de inversión que conlleva en sí mismo un programa de desarrollo a nivel provincial. En esta edición especial, El Santafesino propone no solamente el repaso de las principales obras viales sino además la puesta en valor de determinados ejes para pensar la problemática vial: la integración de las regiones más distantes de los grandes centros urbanos, la conexión con otras provincias, el desarrollo de las rutas horizontales, la asistencia a la producción agropecuaria y la promoción del turismo, y la articulación de intervenciones viales con obras hídricas.

“Con casi 100 obras en marcha y 12.600 millones de inversión, estamos orgullosos que Santa Fe sea la provincia con más obras viales en ejecución de todo el país. Y eso se debe a una firme decisión de nuestro gobernador, Ing. Miguel Lifschitz, que prioriza la inversión en infraestructura como cimiento para cambiar la calidad de vida de las familias santafesinas”, enfatizó Seghezzo, y resaltó el apoyo constante del ministro de Infraestructura y Transporte, José León Garibay.

Mirar al norte

La inversión en el departamento San Cristóbal es una de las más representativas. Con 1.200 millones en diferentes obras, y un concepto de integración centro-norte provincial, pero además interprovincial, con Tucumán, Chaco y Santiago del Estero. Las rutas provinciales Nº 4 y Nº 2 forman un corredor vial que comienza en la Ruta Nacional N° 11 en Nelson, y se extiende hasta Tostado, en el departamento 9 de Julio. Atraviesa entonces, además, La Capital, Las Colonias y San Cristóbal.

“La recuperación completa de ese corredor llevará una inversión superior a los 2 mil millones de pesos”, apunta el Administrador Provincial de Vialidad, Ing. Pablo Seghezzo, quien repasa: repavimentación de la ruta 2 entre Huanqueros y Las Avispas, el tramo Nelson y ruta 80s que está listo, tramo María Luisa -en obra- Elisa, y La Pelada próximo a ejecutarse, hacia el futuro, bacheo entre Elisa y Huanqueros, y repavimentación entre Huanqueros y Logroño con los tramos señalados antes. Este corredor es una alternativa muy válida a la Ruta Nacional Nº 34.

Transversales

Las obras en el departamento San Justo plantean otro concepto: la transversalidad. Las cuatro obras más emblemáticas tienen esa condición, además de integrar departamentos y regiones. La Ruta Provincial Nº 62 que comprende la repavimentación completa desde Cayastacito a Emilia, más la ejecución de nuevos pavimentos en un tramo de 5 kilómetros desde Cayastacito al este; la Nº 61 entre San Justo y Soledad, en el departamento San Cristóbal; el puente que se construye entre Marcelino Escalada y Cacique Ariacaiquín -Ruta Provincial Nº 55s-; la provincial Nº 39 en el tramo La Penca-Río Salado; obras a las que hay que sumarle el ya inaugurado tramo desde Santa Rosa de Calchines a Cayastá y, en breve, se comenzará con la reparación integral de la ruta desde Cayastá hasta Román. Además, en el 2018 se elaborará el proyecto ejecutivo de la pavimentación entre el río Salado y la ciudad de San Cristóbal.

En el caso de la 39, se prevé que sea un corredor de relevancia en los próximos años. El tramo Crespo - San Javier se reacondicionó con bacheo y pintura. Se pavimenta el tramo La Penca - Río Salado como se dijo, se reparará La Penca - Ruta Nacional Nº 11, y se hará al menos el proyecto ejecutivo en 2018 de la pavimentación entre el Río Salado y la ciudad de San Cristóbal. Así, en un futuro no muy lejano, las cabeceras departamentales de San Cristóbal y San Javier estarán comunicadas por una vía confiable.

Este conjunto de obras representa una inversión que alcanza los 950 millones de pesos: el puente supone una inversión de 74 millones; la ruta 62 unos 359 millones; la 61 más de 370 millones, en tanto, la 39 asciende a 147 millones de pesos.

Planificación

El Administrador Provincial de Vialidad, considera que el plan vial que ejecuta el gobierno de la provincia ha sido muy bien estudiado. “El gobernador nos pide que estemos siempre cerca de los municipios y comunas escuchando sus necesidades, de ahí parte la planificación para dar respuestas concretas en materia de infraestructura vial”, reveló el ingeniero Pablo Seghezzo y acotó: “Se parte de un plan rector desde Vialidad, consensuados con los senadores departamentales que conocen sus realidades territoriales, y en conjunto con el Ministerio de la Producción para evaluar la incidencia de las obras en las producciones regionales”.

El plan inspira un espíritu federal. “Con una visión federal, creo que estamos realizando en Santa Fe una distribución de obras como nos gustaría que realice el gobierno nacional”, remarca Seghezzo, y agrega: “Las obras viales, energéticas, hídricas, son fundamentales para el desarrollo económico, ya que genera empleo y conlleva al desarrollo social. Entonces, se han priorizado los corredores productivos que conectan el norte y el centro provincial con los puertos del sur” advierte, sin descuidar “las conexiones este-oeste y viceversa”.

Una obra que es emblemática y encarna todas estas facetas es la ampliación de la Ruta Provincial Nº 1 desde el kilómetro cero hasta el límite entre la ciudad de Rincón y la comuna de Arroyo Leyes. La misma contempla justamente una visión integral que abarca no sólo la parte vial, sino las obras hídricas y energéticas, además de conceptos que ubican en un lugar de privilegio al peatón y a los ciclistas. “Es una obra muy compleja porque se trata de una intervención en una zona densamente poblada, que ha tenido un crecimiento demográfico exponencial, y con muchas interferencias de servicios (energía, acueductos, gasoducto en el futuro). Un tramo urbano donde solamente las colectoras y los desagües conllevaron una inversión de 385 millones de pesos”, reseña.

La recuperación y ampliación de la Ruta Nº 1 en ese tramo inicial será fundamental pensando en el mediano plazo, dado el crecimiento poblacional que están teniendo Arroyo Leyes y Santa Rosa de Calchines -puente sobre los arroyos Potreros y Leyes de por medio- pero también dimensionando la importante productiva y turística que tiene el corredor hasta el norte, pasando por Cayastá, Helvecia, Saladero Cabal, San Javier, Alejandra, Romang y Reconquista.

Urbanismo y ruralidad

Las intervenciones en los departamentos Las Colonias y Castellanos en el centro provincial expresan otro concepto que se desprende del Plan Vial. Las mejoras para el intenso tránsito en la Ruta Provincial Nº 70 entre Recreo y Rafaela -que favorece por ejemplo la actividad agrícola, industrial y comercial- se combinan con la atención al sector productivo en la ruralidad: puentes, ripiados, acceso mejorados que se articulan con la Secretaría de Recursos Hídricos en la órbita del Ministerio de Transporte.

“Se trata de dos departamentos con mucha densidad poblacional, numerosos municipios y comunas, todos vinculados, muchos de ellos con accesos pavimentados. Allí, los ejes fundamentales de nuestra inversión son la repavimentación de la Ruta Provincial Nº 70, que va a seguir desarrollándose en los años 2018 y 2019 en diferentes tramos, y la Ruta Provincial Nº 10 en toda su longitud”, enumera Seghezzo. Sobre el corredor vial N° 10, ya se encuentra repavimentado el tramo Sarmiento-Felicia y Felicia-Nuevo Torino, se iniciaron las tareas de repavimentación desde López hasta Gálvez, y ya se encuentra firmado el contrato para la ejecución de nuevos pavimentos desde Gálvez a Bernardo de Irigoyen.

Entre esta relación campo-ciudad aparece una complejidad que también ha planteado un desafío a las autoridades de Vialidad: la emergencia hídrica que desde hace varios años golpea a esos dos departamentos, en particular, Castellanos. “Toda obra vial es una obra hídrica; un terraplén puede alterar el escurrimiento natural del agua. Por eso con la creación de la cartera que conduce el ministro Garibay trabajamos en conjunto Recursos Hídricos, Transporte, y Vialidad provincial”, resume el administrador de la DPV, y acota “Se produce una sinergia muy positiva”.

En ese sentido, se destaca la construcción de 135 kilómetros de estabilizados para mejorar la accesibilidad a pequeñas colonias y afectados por la emergencia. Y próximamente, se licitará la repavimentación de la Ruta Provincial Nº 22, que de sur a norte y de norte a sur, traza un paralelo con la Ruta Nº 1 entre San Francisco y Morteros. “Una ruta que nunca tuvo jerarquía a pesar de esta en una zona muy productiva”, apunta.

Finalmente, y como complemento, el acceso a pueblos en general alejados de los grandes centros urbanos y que tienen enormes dificultades para transitar los días de lluvia. Un caso histórico es Campo Andino en el departamento La Capital, un tipo de obra que se inscribe dentro del Plan de Accesibilidad Permanente que tiene la Dirección de Vialidad para toda la provincia.




Leer mas sobre