APERTURA DEL AÑO LEGISLATIVO
"Mi problema no es la reelección" aseguró el gobernador Lifschitz
"Mi problema no es la reelección, mi problema es lograr una Reforma de la Constitución que nos permita decir que pudimos hacerlo, que fuimos capaces, nuestros nietos van a tener derechos y garantías que nosotros no tuvimos" expresó. Además habló de inflación, déficit fiscal, tarifas, narcotráfico, y violencia de género.
Redacción El Santafesino
01/05/2018

El gobernador Miguel Lifschitz durante su discurso ante la asamblea legislativa en Santa Fe.
Fuente: Prensa Gobernación

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, dejó inaugurado este martes el 136º período de sesiones ordinarias de la Legislatura, tras pronunciar el mensaje de apertura. En trazos generales, habló de inflación, déficit fiscal, tarifas, narcotráfico, violencia de género y -por supuesto- de la reforma constitucional.

Inflación y déficit: "Estamos de acuerdo en que hay que reducir el déficit fiscal y bajar la inflación. Y eso sólo es posible poniendo en marcha las fuerzas productivas. Estoy convencido de que el país tiene que priorizar el crecimiento de la actividad económica y del empleo como objetivos prioritarios. Los demás objetivos debieran subordinarse a éste. El desarrollo productivo debe ser un pilar fundamental para construir una sociedad más equitativa y con igualdad de oportunidades, una sociedad más inclusiva, más moderna y una economía más competitiva".

Tarifas: "Comparto el diagnóstico que hace el Gobierno Nacional: veníamos de un sistema de tarifas de servicios públicos totalmente distorsionado, con un régimen de subsidios absolutamente irracional, que beneficiaba por igual a sectores populares y a sectores de altos ingresos, que además discriminaba al interior. Esto había que corregirlo, y creo que la idea de ir actualizando progresivamente las tarifas, es una decisión correcta. Ahora, esta medida, no puede ser dispuesta y ejecutada de manera aislada, como si no tuviera nada que ver el costo de las tarifas con la inflación, con el crecimiento, con la desigualdad, con la pobreza y con la calidad de vida de los argentinos. Como si fuera un tema técnico, absolutamente desprovisto de implicancias sociales y económicas".

Política social: "Santa Fe aporta una cuota de innovación en política social integral. Las últimas mediciones de pobreza e indigencia muestran un notable descenso en los últimos años, en nuestra provincia, más que la media nacional. Porque desciende la mortalidad infantil y materna y aumenta la inclusión educativa y el rendimiento escolar" (...) "Hemos puesto en marcha lo que yo llamo una Política Social de Acción Directa: justicia social, dignidad humana, proximidad, sensibilidad, reconocimiento del otro como un sujeto de derechos y como un igual al que le debemos prestar atención, cuidado y, sobre todo abrirle puertas para una vida mejor. Esa política tiene nombre y apellido: Vuelvo a Estudiar, Nueva Oportunidad, Plan Abre, Abre Familia".

Violencia y narcotráfico: "Desde que iniciamos la gestión nos propusimos abordar el fenómeno de manera multidimensional, asumiendo que es un problema complejo que requiere un trabajo coordinado de distintas áreas del Estado. Los más de siete mil jóvenes incluidos en el programa Nueva Oportunidad en las ciudades más grandes de la provincia, el desarrollo del Plan Abre y del Plan Abre Familia en más de cincuenta barrios de las mismas ciudades, el desarrollo del programa Vuelvo a Estudiar y otras acciones del gobierno provincial dan cuenta del avance que hemos podido concretar en materia de contención social de los jóvenes".

"Cada vez que queremos avanzar en cuestiones de narcotráfico, cada vez que queremos avanzar sobre organizaciones cuya principal tarea, cuyo principal insumo, es el negocio del narcotráfico, nos encontramos con una barrera. Que es la dificultad de la justicia federal para avanzar en los procesos de investigación, para desmembrar y desarticular estos grupos y su expresión más visible, que es la venta de drogas al menudeo en los barrios. Falta de estructura, falta de equipos, de tecnología, de infraestructura técnica, lo que fuere, pero los resultados están a la vista, no alcanza".

Violencia de género: "Creo que tampoco podemos tolerar más la violencia contra las mujeres ni la discriminación de ningún tipo. La violencia de género nos golpea todos los días y somos todos responsables. Desde la falta de políticas de los diversos niveles del Estado hasta la cultura de denigración de la mujer que difunden a toda hora los medios de comunicación. Este debe ser, en serio, un tema de nuestra agenda política y no sólo un discurso de ocasión. Estamos asistiendo a una verdadera revolución de las mujeres, una revolución silenciosa pero de imprevisibles consecuencias sociales y políticas. La paridad en las listas no puede seguir esperando. Estamos atrás de la legislación nacional y de varias provincias. El futuro solo es posible si es ecológico, si es inclusivo y si es feminista".

Reforma constitucional: "Queremos una Reforma de la Constitución para establecer la neutralidad religiosa del Estado, introducir las nuevas instituciones del derecho penal, consagrar nuevos derechos, ampliar derechos sociales y humanos. Incorporar nuevas instancias democráticas y participativas, poner límite a las reelecciones indefinidas, reconocer la autonomía de los municipios y ampliar los períodos de las comunas, eliminar privilegios, una Constitución con más transparencia, más democracia, más derechos y más ecológica y más moderna".

"Con ese objetivo, he presentado un proyecto de ley declarando la necesidad de una reforma parcial de la Constitución provincial. Su contenido resume los aportes de especialistas, constitucionalistas, instituciones de la sociedad civil, referentes sociales y políticos, más el aporte de cientos de ciudadanos, que a través de las redes dejaron sus sugerencias, fueron dos años de trabajo intenso que además recogen trabajos anteriores. Ahora es el turno de la Legislatura, es el momento de hacer cambios o agregados, de abrir un debate. Todo es modificable mientras se mantenga el espíritu de la reforma. Santa Fe merece un debate que esté a la altura de las expectativas que este tema genera", dijo el gobernador.

"En lo personal, tengo un compromiso con este tema desde hace muchos años. Mi problema no es la reelección, mi problema es lograr una Reforma de la Constitución que nos permita decir que pudimos hacerlo, que fuimos capaces, nuestros nietos van a tener derechos y garantías que nosotros no tuvimos. Somos capaces de soñar e imaginar la Santa Fe del siglo XXI y plasmarlo en una Constitución. Podemos hacerlo, y vale la pena. Si el momento no es ahora, cuándo entonces. Si los años electorales no son buenos y los no electorales tampoco, cuándo entonces".