CUESTIONÓ AL GOBIERNO NACIONAL
La diputada Marita Ayala criticó el regreso del país al FMI
Elaboró un Proyecto de Declaración en el cual manifestó su preocupación por la decisión gobierno nacional de solicitar auxilio al Fondo Monetario Internacional, “comprometiendo el deterioro del contexto socioeconómico y profundizando la desigualdad estructural”, explicó la legisladora.
Redacción El Santafesino
17/05/2018

“Nos preocupa sobremanera que el gobierno nacional no admita su mala praxis”, afirmó la diputada Marita Ayala.
Fuente: Prensa Diputada Marita Ayala

La diputada socialista Marita Ayala, a través de un Proyecto de Declaración, manifestó su preocupación por la decisión gobierno Nacional de solicitar auxilio al Fondo Monetario Internacional, ya que “el regreso a las políticas del organismo financiero multilateral no augura más que dolorosos sacrificios para el pueblo argentino, comprometiendo el deterioro del contexto socioeconómico y profundizando la desigualdad estructural”, según estableció la legisladora.

Ayala también sostuvo que “esta decisión del gobierno nacional se produce en el marco de un esquema de crisis financiera con corrida cambiaria, depreciación de la moneda nacional, volatilidad del tipo de cambio, desborde del déficit fiscal, entre otras fluctuaciones económicas, que recrean un contexto lleno de incertidumbre, y justamente no parece ser éste el momento más indicado políticamente para una decisión tan sensible a la memoria colectiva de todos los argentinos”.

Y agregó: “Lamentablemente el panorama que hoy vivimos no se condice con los discursos del gobierno donde insisten en que lo peor ya pasó, lo mejor está por venir o vamos a estar cada día un poco mejor. Porque todo indica que la vuelta al FMI con la imposición de sus exigentes condicionamientos, va a traer consecuencias importantes como ajuste de las cuentas públicas, bloqueo de salarios, recesiones, caída del producto bruto, y ahogo de pymes”.

La diputada concluyó: “Nos preocupa sobremanera que el gobierno no admita su mala praxis. Este retorno del país al FMI, un organismo cuyas recetas significaron durante décadas para nuestra nación el agravamiento de las crisis sociales y económicas, pone de manifiesto la complejidad de la situación actual. Para no repetir la historia es importante seguir el ejemplo de países como Portugal, que en 2014 afrontaba una situación de crisis de deuda muy similar a la nuestra y sin embargo llevó adelante un programa que, desafiando al FMI, logró importantes resultados al punto que hoy se analiza como el milagro portugués con un crecimiento por encima de la media de la Unión Europea, crecimiento del empleo y déficits presupuestarios en mínimos de las últimas cuatro décadas”.