SON PISTOLAS 9 MILÍMETROS Y ESCOPETAS CALIBRE 12
Entregaron nuevas armas para la Policía y el Servicio Penitenciario
Se trata de pistolas semiautomáticas calibre 9 milímetros y escopetas calibre 12. Del total de pistolas adquiridas, 5.000 corresponden a la fuerza policial, mientras que 150 unidades para el Servicio Penitenciario, En cuanto a las escopetas, 200 son para el Servicio Penitenciario y 600 para la Policía.
Redacción El Santafesino
08/11/2018

El ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, entregó las nuevas armas destinadas a Policía de Santa Fe y al Servicio Penitenciario.
Fuente: Prensa Gobernación

El ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, entregó en la capital provincial nuevas armas destinadas a Policía de Santa Fe y al Servicio Penitenciario. La inversión provincial total para la adquisición de nuevo armamento para las fuerzas de seguridad es de $56.959.500.

Del total de pistolas adquiridas, 5000 corresponden a la fuerza policial, mientras que 150 unidades para el Servicio Penitenciario, En cuanto a las escopetas, 200 son para el Servicio Penitenciario y 600 para la Policía.

A esta entrega de armamento se le suman dispersores, cartuchos antitumultos, equipos antitrauma y municiones que fueron puestas a disposición de la Policía de la provincia de Santa Fe, en su oportunidad.

Durante el acto, el ministro de Seguridad recordó que al comienzo de la gestión “el gobernador Lifschitz nos encomendó escuchar a la fuerza policial, sus necesidades; porque a la policía de la provincia debíamos exigirle mucho más para mejorar los estándares de seguridad que la sociedad nos reclama y para eso, previamente, debíamos darle los elementos que necesita para realizar su servicio”.

“Hoy estamos haciendo entrega de un armamento que nos habían solicitado, dando respuesta a ese reclamo”.

“En lo que va de nuestra gestión, llevamos adelante una inversión en compra de equipamiento por más de $1.100 millones para la Policía de Santa Fe y el Servicio Penitenciario. En los últimos años nos hemos diferenciado de todas las policías de la República Argentina y Servicios Penitenciarios en cuanto a la inversión en equipamiento”, destacó Pullaro.

Para concluir, el ministro indicó que “este equipamiento no alcanza si paralelamente no llevamos adelante cursos de capacitación y de perfeccionamiento, que nos permitan a nosotros también renovar las doctrinas y fortalecer el trabajo profesional que tienen que llevar adelante las fuerzas de seguridad provinciales”.

Por su parte, el secretario de Coordinación Técnica y Administración Financiera, Gustavo Puccini, marcó como importante que para la realización de las licitaciones se organizaron “comisiones técnicas evaluadoras mixtas determinadas por resolución” y, a su vez, subrayó que “desde que nos propusimos llevar adelante esta compra, con el Instituto de Seguridad Pública se comenzó a trabajar para la confección de un plan integral para la práctica de tiro”.

Características de las armas

Las pistolas adquiridas son semiautomáticas doble acción, calibre 9 milímetros, Marca Bersa, modelo TPR, de origen nacional. Cuentan con seguro de martillo y percutor, palanca de abatimiento del martillo, indicador de cartucho en recámara visual y táctil. Poseen un ambidiestro de todas sus palancas y tres cargadores de 17 cartuchos.

Las nuevas escopetas son de Marca Hatsan, modelo Escort Aimguard, su origen es Turquía. Sus características más importantes: son de calibre 12/7-12/76 MAGNUN, con doble uña extractora. Posee culata fija y chimaza de polímero, con una capacidad de carga de 7 + 1 cartuchos.

La compra estuvo a cargo de una Comisión Técnica Evaluadora, creada por resolución ministerial N° 855/18 e integrada por personal policial, penitenciario y funcionarios ministeriales, quienes tuvieron la responsabilidad de la confección del pliego, la definición de las cantidades a adquirir y someter a una prueba de calidad a cada una de las armas ofertadas, a fin de determinar mediante un informe final las armas más convenientes a adquirir por el Ministerio de Seguridad.

Control y registro balístico

La subsecretaría de Control de Armas lleva a cabo diversas estrategias de control hacia el interior de la fuerza policial, para fortalecer la seguridad y la transparencia en la gestión de armas y municiones. Bajo esta línea de acción se encuentra el Registro de Identificación Balístico, que tiene como objetivo generar una base central de información útil sobre el arma y su portador.

La implementación de esta herramienta permite identificar e individualizar cada arma de fuego según las estrías del cañón y las marcas producidas sobre la ojiva y la vaina.

El registro cuenta en la actualidad con más de 14.500 armas auditadas y el proceso continúa hacia el interior de la Policía y con las próximas camadas de agentes que se incorporen a la fuerza.

El Ministerio de Seguridad lleva adelante el “Programa de instrucción integral y permanente de tiro”, que tiene por objetivo capacitar y re entrenar al personal policial en el mantenimiento, seguridad y prácticas de tiro. Esta iniciativa ha sido la base de otras capacitaciones.