OTRO GOLPE A LAS PYMES Y LOS TRABAJADORES
Hay cerca de 80 despidos entre las concesionarias Nation y Escobar
Las concesionarias aducen estos despidos a “la crisis económica” que se da en el sector automotor en todo el país. Paralelamente, las firmas Nation y Escobar presentaron un procedimiento de crisis ante el Ministerio de Trabajo de la provincia de Santa Fe. Se convocó a los distintos actores a los fines de evitar la pérdida de fuentes de trabajo.
Redacción El Santafesino
31/01/2019

El gremio SMATA confirmó la existencia de cerca de 80 telegramas de despidos por parte de las empresas Nation y Escobar ligadas al comercio automotor.
Fuente: Diputados Socialistas

Dirigentes del gremio SMATA confirmaron la existencia de cerca de 80 telegramas de despidos por parte de estas empresas locales ligadas al comercio automotor, hecho que afecta a la ciudad de Santa Fe y distintas localidades provinciales, entre ellas Rafaela. Ante esta situación, “hemos presentado un Proyecto de Declaración manifestando nuestra preocupación, ya que todo esto no es más que el resultado de la impericia económica del gobierno nacional, por lo que urge modificar estas políticas que están llevando al colapso a las empresas, con el consecuente despido de trabajadores”, afirmó la diputada socialista Marita Ayala.

“El anuncio de los despidos por parte de las firmas locales es el corolario de una caída abrupta de las ventas del sector automotor, que tras la corrida cambiaria de abril de 2018 no ha cesado de derrumbarse. Sin embargo, no se trata de una crisis de un sector del comercio: a esta noticia se le agrega el cierre de la sucursal local de una importante cadena comercial de electrodomésticos en la ciudad de Santa Fe (El Entrerriano), con la consecuente pérdida de fuentes laborales”, agregó la legisladora.

Según las fuentes gremiales que informaron sobre el tema, las concesionarias aducen estos despidos a “la crisis económica” que se da en el sector automotor en todo el país. Paralelamente, las firmas Nation y Escobar presentaron un procedimiento de crisis ante el Ministerio de Trabajo de la provincia de Santa Fe. El gobierno de Santa Fe, por su parte, convocó a los distintos actores a los fines de evitar la pérdida de fuentes de trabajo.

La diputada Ayala sostuvo que “este es un gobierno nacional que en la realidad, lejos de sus discursos sin sustento, profundizó todos los problemas estructurales existentes en la economía argentina. En los primeros dos años de gestión han demostrado una ineptitud preocupante en cada una de sus medidas, que en conjunto llevaron a una caída sostenida del nivel de actividad, profundizando la desigualdad social. La corrida cambiaria de 2018 que ahondó todos los males no es otra cosa que la consecuencia inevitable de la mala praxis de un gobierno que atraviesa una profunda crisis, con sucesivos cambios de comando que demuestran improvisación y desorientación, más allá de los intentos de desviar la atención con temas que no hacen a las principales preocupaciones de los argentinos”.

“Hay una declarada decisión de las autoridades macristas de sacrificar la producción y el trabajo. Eso se traduce en altísimas tasas de interés que golpean aún más a las pymes nacionales y santafesinas. Prefieren derrumbar el consumo y el trabajo, motores principales del mercado interno, con tal de estabilizar el dólar y mejorar las chances reeleccionistas del presidente Mauricio Macri. La especulación política por sobre las necesidades de la población marcan la agenda de Cambiemos”, explicó la legisladora.

Marita Ayala afirmó que “los pronósticos de la CEPAL y del propio tutor de las políticas macristas, el FMI, están anunciando caídas en la economía argentina para el presente año. Son indicios que vuelven a poner sobre la mesa la necesidad imperiosa de dejar de lado este programa económico que a todas luces ha fracasado. Todo este sufrimiento que está causando la política nacional no tiene correlato con ninguna expectativa positiva para el conjunto de los argentinos, más allá de un sector minúsculo que se ha beneficiado con las políticas neoliberales actuales, bancos, mineras, exportaciones primarias y empresas energéticas dominadas por actores ligadas al partido gobernante”.

“Todo esto demuestra que urge estructurar una alternativa política al modelo macrista en el plano nacional, para que la cultura del trabajo vuelva a instalarse con fuerza en el país en el mediano y largo plazo, privilegiando el desarrollo de nuestras fuerzas productivas por sobre los esquemas de especulación financiera que dominan el escenario actual. Desde Santa Fe, con la experiencia de casi 12 años de gestión del Frente Progresista, tenemos mucho para aportar en un proyecto de país que contenga al conjunto de la población a partir de la salud, la educación y el trabajo, y no solamente privilegie a una minoría, como expresa la visión del macrismo”, expresó finalmente la diputada socialista Marita Ayala.