RIQUEZA NATURAL EN SANTA FE
La importancia de los humedales
Son un componente vital del ciclo del agua dulce. Captan el agua de lluvias, la retienen, también a sus sedimentos, la filtran lentamente y recargan acuíferos. Los humedales proveen agua dulce en cantidad y en calidad.
Prensa Gobierno de Santa Fe
21/01/2004

A partir del año 2002 Santa Fe cuenta con su primer humedal con categoría internacional: Jaaukanigás (gente del agua, en lengua abipona). Este Sitio Ramsar está ubicado en el departamento Gral. Obligado, tiene 492.000 has. y se extiende desde el paralelo 28 hasta el arroyo Malabrigo y desde el cauce principal del río Paraná (límite con Corrientes) hasta las rutas 1 y 11.
Fuente: Fundación Proteger

Cada 2 de febrero se celebra el "Día Mundial de los Humedales".

En esta oportunidad, esta fecha para Santa Fe debiera tener un significado especial ya que a partir del año pasado nuestra provincia cuenta con su primer humedal con categoría internacional Jaaukanigás (gente del agua, en lengua abipona).

A dicha categoría la asigna, a solicitud del gobernador Carlos A. Reutemann, la Convención sobre Humedales o Convención Ramsar, creada el 2 de febrero de 1971 y por ello en esta fecha se celebra el "Día Mundial de los Humedales".

En el caso específico de Jaaukanigás el trabajo técnico realizado para proponer a la Convención Ramsar nuestro sitio, fue ejemplar tanto por la excelencia técnica como por la participación de la comunidad del humedal en todo el proceso. El equipo de trabajo estuvo constituído por técnicos del Instituto Nacional de Limnología -Santo Tomé-, INTA-Reconquista-, INCUPO, Museo de Arqueología de Reconquista, la Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la provincia. Al momento de ser designado Jaaukanigás como sitio Ramsar, la Argentina contaba ya con ocho humedales de categoría internacional pero el nuestro pasó a ser el segundo en extensión -492.000 hectáreas- y el primero en la cuenca del Paraná. Entre otras ventajas, en lo que a gestión se refiere, el hecho de que la Convención Ramsar haya asignado Categoría Internacional a nuestro humedal ubica a Santa Fe en instancias internacionales de gestión de sus recursos naturales. Jaaukanigás está ubicado en el departamento Gral. Obligado, tiene 492.000 has. y se extiende desde el paralelo 28 hasta el arroyo Malabrigo y desde el cauce principal del río Paraná (límite con Corrientes) hasta las rutas 1 y 11.

Recordemos que un humedal admite varias definiciones, pero básicamente pude definirse como un paisaje en el que el agua es el elemento dominante. También es importante señalar que hasta hace poco tiempo atrás no se les había reconocido a estos complejos ecosistemas las numerosas funciones vitales que cumplen, por lo que fueron objeto de prácticas no sustentables de uso y gestión lo que hizo que durante el siglo XX, a nivel mundial, el 50% de los mismos fueran destruídos.

Entre las múltiples funciones, vitales para el sostenimiento de la vida, que poseen los humedales deben destacarse: Son un componente vital del ciclo del agua dulce. Captan el agua de lluvias, la retienen, también a sus sedimentos, la filtran lentamente y recargan acuíferos. Los humedales proveen agua dulce en cantidad y en calidad. Hoy más de 4000 mil millones de personas en el mundo tienen serios problemas para conseguir agua segura y cada año 3 millones de personas mueren de enfermedades relacionadas con el consumo de agua no segura. Regulan a las inundaciones, actuando como amortiguadores. La ausencia de los mismos hacen que las inundaciones tengan efectos catastróficos. Mitigan o atenúan a los efectos del cambio climático. Constituyen formidables reservorios de diversidad biológica. Poseen un importantísimo valor cultural, ya que han sido los lugares que desde tiempos remotos, el hombre ha elegido para vivir. Tienen, también, un importante valor económico por los numerosos productos que puede brindar. Los productos de los humedales, sean estos bienes o servicios, pueden aportar distintas herramientas para avanzar en la mejora de la calidad de vida. En este apartado puede destacarse a la pesca comercial como producto del humedal. El pescado aporta aproximadamente el 20% de la proteína animal para una dieta promedio en Asia y África. En nuestra región la pesca continental aporta cada año mayor cantidad de pescado pero el costo ambiental de dicha explotación es muy alto. En este sentido deben destacarse las nuevas normas, que apuntan al uso sustentable de la pesquería y que comenzaron a regir este año en nuestra provincia, lo que ha generado numerosas situaciones de conflicto. De haber seguido con el uso indiscriminado del recurso, los efectos hubiesen sido devastadores a corto plazo. El ecoturismo, como producto del humedal, puede brindar a las comunidades que lo habitan, y en forma gradual, medios económicos bajo criterios de uso sustentable.

Hace algunos miles de años, el hombre eligió para asentarse a los valles fluviales y llanuras de inundación de los ríos, hoy seguimos dependiendo de los ecosistemas naturales, pues no solo constituyen la base para el desarrollo, sino también para el sostenimiento de la vida en todas sus formas. Por lo que asumir un verdadero compromiso con la conservación y el uso sustentable de los humedales se erige hoy como una condición para trabajar por una mejor forma de vida. Sustentabilidad implica desarrollo económicamente viable, ambientalmente sostenible y socialmente justo.

En nuestra provincia este camino ha comenzado a ser recorrido, a partir de esta gestión de gobierno y el hecho de contar hoy con Jaaukanigás es prueba de ello.




Leer mas sobre