INFORME ESPECIAL
Un informe revela que ser estudiante universitario en Santa Fe cuesta un 46 por ciento más que en el año 2005
Los aumentos más significativos se visualizan en los alquileres y en el transporte. El porcentaje se obtiene de los datos de un relevamiento que había realizado El Paraninfo el año pasado comparado con los costos actuales. En 2005 la “canasta universitaria” en Santa Fe rondaba los $575,50, en 2006 aumentó a $840,50.
Redacción El Santafesino
19/05/2006


Decidir enviar un hijo a estudiar a la ciudad de Santa Fe no es una determinación fácil para cualquier madre o padre del interior de la provincia. Además de las dificultades de adaptación que tiene que sortear un adolescente y su familia por el cambio de hábito, existe el factor económico que hace tambalear la balanza. Un relevamiento realizado en la ciudad por el periódico El Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral a principios de mayo de este año indica que una “canasta universitaria” básica ronda los 840,50 pesos por mes, cifra que representa un aumento del 46% si se tienen en cuenta los datos obtenidos por este periódico en 2005 ($575,50). Este porcentaje se eleva al 60% si se compara con los costos de 2004 ($525).

El gasto ineludible para un estudiante que llega a la ciudad es el de alojamiento. Y es justamente el rubro que más aumentó durante este lapso. El alquiler más servicios de un departamento de una habitación en la zona denominada “entre bulevares”, ascendió a $450, lo que representa un 60% más. De todas maneras, muchos estudiantes se juntan para alquilar y así reducir un poco los gastos.

Otro gasto que se hace necesario afrontar es el de la comida. En este caso son muchas las opciones y los precios varían según la elección de cada persona. Teniendo en cuenta sólo la comida preparada en la casa y dejando de lado la comprada hecha, el gasto promedio de un estudiante es de $210, con un monto de $7 por día (desayuno, almuerzo, merienda y cena). Igualmente este monto es difícil de determinar, ya que las combinaciones de alimentos son muy variadas.

Al alquiler y comida se les debe sumar el material de estudio, elemento indispensable para el buen desarrollo de cualquier carrera. Para abaratar costos y mejorar la calidad de la enseñanza, el Centro de Publicaciones de la UNL ofrece los libros de la Colección Cátedra a $12 o $15. Sin embargo, existen apuntes que no se encuadran dentro de esta colección por lo que deben recurrir a las tradicionales fotocopias. Estimando un cálculo de 500 fotocopias por alumno, a un costo de $0,07 por carilla, el precio es de $35. Para sortear este gasto se puede recurrir a las bibliotecas de todas las facultades, institutos, escuelas superiores y de enseñanza media de la UNL o a la Biblioteca Pública y Popular «Dr. José Gálvez». Por su parte la UNL y la FUL brindan a los alumnos que más necesitan una beca para afrontar estos gastos.

Transporte y salud

Un tema que está en debate en la actualidad es el del aumento del transporte urbano de pasajeros. Esto afecta a los estudiantes de una manera especial, porque a pesar de las constantes luchas del sector no cuentan todavía con un carnet de descuento. Hoy si un alumno quiere trasladarse desde el centro a Ciudad Universitaria tiene que abonar $1,10 y la misma suma para volver. Si a este monto le sumamos dos pasajes interurbanos al mes, para viajar a su lugar de origen, el gasto mensual que tienen los estudiantes es de $60 en materia de transporte.

En cuanto a la atención de la salud la UNL brinda a sus estudiantes una cobertura total a través de la empresa Nueva Medicina con un costo mensual de $21. Además los alumnos tienen la posibilidad de realizarse chequeos médicos en la Dirección de Salud de la UNL de forma gratuita.

Toda persona tiene derecho a disfrutar del ocio y recreación y más cuando la vida universitaria requiere mucho esfuerzo y dedicación. En Santa Fe, la oferta para la diversión es amplia y todo depende de los gustos de cada uno y del dinero que se quiera gastar. Es casi un hecho que quienes vienen del interior hacen ahorro a la fuerza, pero un par de gustos al mes no hay que privarse.

Una entrada para el cine oscila entre 5 y 10 pesos de acuerdo a los días, horarios y lugares a los que se concurran. Las entradas a los boliches sin realizar ninguna consumición rondan los mismos precios. Y alguna que otra actividad extra, como puede ser el alquiler de canchas para practicar deportes, tiene un costo promedio de $4.

Otra gasto es el servicio de Internet, no sólo a considerar como un gasto superfluo para momentos de ocio sino muchas veces indispensable para el estudio, lo que sumaría alrededor de $8 si se consideran 8 horas al mes.

Y por último a todos los gastos que se han mencionado hay que sumarle otros que están relacionados con la higiene personal y la limpieza de la vivienda, que realizando estimaciones se ubicarían en 40 pesos como mínimo.