EN EL PROGRAMA TELEVISIVO DE LA UNL
Accidentes de tránsito: primera causa de muerte en jóvenes
En la última edición del programa El Ateneo se planteó el problema de los accidentes de tránsito en Santa Fe, provincia que presenta cifras alarmantes de mortalidad en relación al resto del país. Durante el programa que produce y realiza la Universidad Nacional del Litoral se debatió acerca de las principales causas que provocan los accidentes, la discusión en torno de los colectivos de doble piso y la necesidad de fortalecer los controles oficiales y la educación vial.
Redacción El Santafesino
08/08/2006

El aumento de accidentes de tránsito provocados por el exceso de consumo de bebidas alcohólicas, es uno de los tantos dilemas con los que se enfrentan los hospitales públicos y las emergencias en la capital de la provincia de Santa Fe.
Fuente: Archivo El Cronista Regional

En los últimos años, la Argentina presenta uno de los índices más altos de mortalidad por accidentes de tránsito. Más de 20 personas mueren por día, mientras que la cifra asciende a 7.000 en un año, constituyendo la primera causa de muerte en menores de 35 años en el país. En ese contexto, Santa Fe tiene uno de los peores registros. Según datos de la Asociación civil "Luchemos por la Vida", es la segunda provincia en cantidad de siniestros, después de Buenos Aires, con 552 choques durante 2005.

Entre las principales causas de muerte en accidentes de tránsito se encuentran la excesiva velocidad y la ingesta irresponsable de bebidas alcohólicas y las malas condiciones meteorológicas. Sin embargo, al contrario de lo que se supone socialmente, el 90% de los choques ocurre con buenas condiciones climáticas; el 95% en calles pavimentadas y el 64% a plena luz del día. El 25% de los accidentes ocurren en lugares donde hay semáforos, lo cual evidencia una notoria falta de respeto a las normas y señales de tránsito.

Hace unas semanas se planteó la discusión sobre la seguridad de los colectivos de doble piso y se conformó una comisión que analizó los aspectos técnicos de los transportes. El Centro Internacional de Métodos Computacionales en Ingeniería (CIMEC), dependiente del INTEC y la UNL, advirtió que la velocidad de un viento inferior a los 100 kilómetros por hora es suficiente para producir el vuelco de uno de estos vehículos.

Representando distintas voces en torno a la preocupante problemática integraron el debate el pasado jueves 20 de julio, el jefe de la División Guardia y Urgencias del Hospital Cullen, Dr. Carlos Abraham, el coordinador de Seguridad Vial de la provincia Marcelo Duquez, el director de Defensa Civil, Eduardo Wagner y los padres de Rubén Miño y Diego López, jóvenes muertos recientemente en accidentes de tránsito.

Cifras alarmantes

"El accidente como tal ya no es más un accidente, es una enfermedad. La Organización Mundial de la Salud, lo considera una enfermedad endémica, es decir que está permanentemente en un país o región y no se va nunca. Mata mucho más que el SIDA u otras enfermedades", aseguró Eduardo Wagner, director de Defensa Civil de la provincia iniciando el debate.

Por su parte, el Dr. Carlos Abraham, que desde hace 40 años trabaja en el Hospital José María Cullen en el servicio de guardia, afirmó que la cantidad de accidentados que llegan por día al nosocomio presenta una frecuencia alarmante: "El números de muertos por día es terrible. Estamos repitiendo cada diez días un Cromagnón, es un jet de 300 pasajeros cada quince días y una población como la de San Carlos que desaparece del país por año. Con el agravante de que es gente joven en su mayor porcentaje, entonces es muy grave el problema, es patético, y hay que tratarlo en profundidad con una verdadera política de Estado". Sin embargo, el Coordinador de Seguridad Vial, Marcelo Duquez no cree que sea sólo responsabilidad de los organismos oficiales.

"Este es un problema social, es un problema de conductas. Un accidente es una mesa con un montón de patas: una es el otorgamiento de la licencia, otra son los controles, otra la revisación técnica obligatoria, otra la educación vial en las escuelas. Se hace mucho énfasis en el tema de control, como si el control por sí sólo fuera únicamente a solucionar el problema, obviamente tiene que estar pero tampoco es el único medio".

La voz de los familiares

Diego López y Rubén Miño encontraron la muerte trágicamente en enero pasado. Ambos fueron atropellados por un automóvil conducido por un joven que presuntamente manejaba bajo los efectos del alcohol. Los padres, familiares y amigos protagonizaron la octava marcha para exigir justicia. "En nuestro caso no fue un accidente, fue una negligencia de un pibe al volante, ebrio, sin carnet y a una velocidad fuera de lo normal, en una avenida en la que uno tiene que andar a 50 km por hora y el andaba a más de 100", expresó dolorido César Miño, padre de uno de los jóvenes atropellados.

Por su parte, la madre de Diego López, María del Carmen Méndez declaró: "El chico que los mató está suelto, sigue libre, ahora recién a los seis meses de ocurrido el accidente, se va a juicio", al tiempo que agregó que "en los accidentes de tránsito mucho tiene que ver la conducta humana, porque la mayoría de las veces se va a gran velocidad y no les importa nada. Mucha de las personas que provoca estos accidentes no les interesa la vida del otro ni la propia, por eso comenten infracciones".

"Es un problema cultural muy grande que va a llevar mucho tiempo solucionarlo. Es evidente que el ser humano no cumple la ley, la transgrede, pero hay que hacérsela cumplir de alguna manera. Es necesario el escrache social, que la sociedad sepa quién es la persona que cometió un delito, y la señalen con el dedo. Quizás sea una medida que nos sirva para disminuir las cifras que realmente son alarmantes", concluyó contundente Wagner.




Leer mas sobre
Artículos relacionados