UNA ENFERMEDAD QUE AVANZA
Cómo reconocer conductas bulímico-anoréxicas
La Asociación de Lucha contra la Bulimia y Anorexia (ALUBA) es una entidad de gran trayectoria en el tratamiento profesional y la prevención de estos graves trastornos alimentarios. A continuación se explican una serie de síntomas que ayudan a reconocer en las adolescentes conductas bulímicas y anoréxicas. Prevención y educación, las bases para enfrentar la enfermedad.
Redacción El Santafesino
11/11/2007


La Asociación de Lucha contra la Bulimia y Anorexia (Aluba) difunde en su sitio web una serie de informaciones muy útiles que contribuyen a la detección precoz de conductas bulímico-anoréxicas, a partir de los perfiles psicológicos que asumen los pacientes.

“Los trastornos alimentarios de bulimia y anorexia son las alteraciones más comunes de la conducta en el acto de comer. Aunque se refiere al acto de ingerir alimentos, no tiene relación directa con la comida. Su raíz está en el miedo a vivir y a crecer. Las señales más claras de estas enfermedades se descubren a través de, por ejemplo, el rechazo a mantener el peso corporal por edad y talla, lo que ocasiona una pérdida importante de peso. Si no se tratan (estas enfermedades) debidamente, quienes las padecen pueden agravar su estado de salud; pueden tener problemas en el colegio, en el trabajo, con la familia y con la sociedad; perderán su autoestima; sobrevendrá el deterioro de la personalidad; no lograrán independencia ni autosuficiencia; y hasta pueden llegar a morir”, señala la pionera entidad.

Perfiles psicológicos

Algunas de las conductas más visibles del perfil del paciente bulímico-anoréxico, según ALUBA, es el siguiente:

-Episodios recurrentes de voracidad

-Conciencia de que el patrón alimentario es anormal

-Sentimiento de no poder parar la ingesta

-Oscilaciones significativas de peso

-Deterioro o pérdida de piezas dentarias en vomitadores

-Alternan con ciclos restrictivos

-Tienen conductas compensatorias como: escupir, abuso de líquidos para compensar el hambre provocar el vómito, abusar de laxantes y diuréticos. Estas últimas conductas compensatorias purgativas pueden provocar la muerte por paro cardíaco al ocasionar la pérdida de potasio

-Ayuno

-Hiperactividad

-Cortan los alimentos en trozos grandes

-Comen rápidamente

-Apenas mastican o tragan sin masticar

-Prefieren grandes porciones

-Engrosamiento glandular (parótida) en vomitadores

-El carácter se vuelve irritable

-Se sienten culpables

-Comen a escondidas

-Roban para comprar comida

-Obsesión por la silueta y el peso

-Oscilan entre la autoexigencia y el abandono

-Oscilan entre la euforia y la depresión

-Pueden ser muy impulsivos

-Suelen abandonar todo lo que emprenden.

Las del paciente anoréxico son:

-Falta de conciencia de la enfermedad

-Miedo intenso a la obesidad

-Distorsión del esquema corporal (se ven gordos a pesar de tener bajo peso)

-Rechazo a mantener el peso en nivel normal

-Caída del cabello

-Amenorrea – Piel Seca

-Hipotensión – Hipotermia

-Cortan los alimentos en trozos pequeños

-Comen lentamente

-Mastican largo rato antes de tragar

-Prefieren pequeñas porciones

-tiran, escupen o esconden la comida

-Pueden consumir anorexígenos, laxantes y/o diuréticos, o vomitar

-Cuentan las calorías

-Tienen rituales con la comida

-Realizan hiperactividad para bajar de peso

-Se aíslan socialmente

-El carácter se vuelve irritable

-Tienen conductas obsesivas

-Autoexigencia

-Rechazo a la sexualidad

-Pueden darse atracones

-Usan ropa suelta (se tapan el cuerpo)

-Suelen ser excelentes estudiantes y primeros promedios

El reconocimiento de estos síntomas y conductas en dentro de entornos familiares, escolares, institucionales, etc., puede ayudar a detectar precozmente -y tratar adecuadamente-, con la ayuda médica correspondientes, el problema de los trastornos alimentarios.

Fuente: Asociación de Lucha contra la Bulimia y Anorexia (Aluba)

Más información en: www.aluba.org




Leer mas sobre
Artículos relacionados