LA SALUD EN EL PRIMER MUNDO
Un nuevo protocolo se aplica en el cuidado de la mujer
Una de las autoridades médicas más importantes en los Estados Unidos para el tratamiento de enfermedades de la mujer, el Dr. Steven Poliakoff, describe el nuevo protocolo que se está desarrollando en este país, para ayudar mejor a las pacientes.
21/01/2004


"Ahora tenemos un enfoque integral. No sólo estamos pendientes de nuevas medicinas, sino también nos preocupamos porque las pacientes tengan ejercicios adecuados, nutrición, vitaminas, antioxidantes y una amplia gama de tratamientos adicionales para la mente y el cuerpo, incluyendo la reducción del estrés, para un tratamiento total. Esto es lo que llamamos un Centro de Vida Saludable", dice el Dr. Poliakoff, quien es director del Departamento del Servicios para la Mujer del Mount Sinai Medical Center y del Miami Heart Institute; y Director del Departamento de Oncología Ginecológica y Obstétrica de ambos hospitales. El Dr. Poiakoff también dirige un comité que está a cargo de la creación de un nuevo hospital que será centro de excelencia mundial para el tratamiento de enfermedades de la mujer.

"No queremos para nuestras pacientes de cáncer simplemente las medicinas que tratan el cáncer; queremos también que ellas mejoren su sistema, se mantengan saludables y en mejor forma, para poder soportar cualquier cirugía o tratamiento médico que sea necesario", añade.

"Este enfoque tiene una base fundamental en el cuidado de la mujer. Ahora sabemos que si les damos a las mujeres ácido fólico, se reducen anormalidades en el embarazo. Sabemos que una mujer que se mantiene saludable por medio de una nutrición apropiada, vitaminas y apoyo de antioxidantes durante cualquier enfermedad, tiene menos complicaciones. Las vitaminas A, C y E, y antioxidantes, eliminan en el cuerpo los radicales libres, que contribuyen a la formación del cáncer. La estrategia ahora es no sólo tratar a las enfermas, sino reconocer características personales e intervenir, para prevenir la enfermedad; y hacerlo no sólo con medicinas, sino de manera integral", aclara el especialista.

Hoy en día, "la mayor preocupación de las mujeres es que van a morir de cáncer del seno, pero la verdad es que la mayoría de mujeres mueren de enfermedades coronarias. Si queremos tener un impacto en la salud de las mujeres, tenemos que entender cuáles son los problemas reales que enfrentan y diseñar nuestros programas para prevenir esos problemas médicos", señala el experto.

Los estrógenos forman parte de este cuidado integral. "Darle a la mujer estrógenos previene el desarrollo temprano de Alzheimer, mejora el pensamiento, regula el colesterol bueno y malo, previene enfermedades del corazón y osteoporosis. Muchas mujeres describen sentirse mejor, más felices y más jóvenes cuando se les da la dosis correcta de hormonas".

Sin embargo, la primera pregunta que se hacen las mujeres es si al tomar estrógenos aumentan los riesgos de contraer cáncer. Por eso, también parte de esta nueva estrategia es la genética. "Hacemos evaluaciones genéticas y analizamos la propensión de la mujer de desarrollar cáncer. Este es el comienzo de la nueva medicina genética molecular", concluye.

Alfredo Arango

Writer-SALUD MIAMI

alfarango@aol.com




Leer mas sobre