SEGURIDAD ALIMENTARIA
Consejos para prevenir las ETA
Prensa Universidad Nacional del Litoral
21/01/2004


* Lavarse bien las manos antes y después de cocinar. Repetir la operación tantas veces como sea necesario, aun en los casos en que no se vea suciedad.

* Utilizar alimentos de calidad reconocida; verificar si cuentan con controles oficiales que aseguren su inocuidad y calidad (etiquetas de elaboración, fechas de vencimiento, etc.).

* Evitar el uso de alimentos obtenidos de fuentes no confiables (criaderos o frigoríficos clandestinos, leche no pasteurizada o esterilizada, salamines caseros, etc.)

* Lavar bien las verduras y frutas que se consumirán crudas.

* Asegurar una completa cocción de los alimentos.

* Consumir de inmediato los alimentos cocidos: uno de los mayores factores de riesgo lo constituye la preparación de los mismos varias horas antes de su consumo.

* No conservar los alimentos a temperatura ambiente o tibios, porque facilita la multiplicación de microorganismos.

* Refrigerar de inmediato los alimentos que no se vayan a consumir en el momento.

* Si hay que recalentar alimentos, hacerlo a temperaturas elevadas (mayores a 65 ºC), procurando que dicha temperatura llegue a todo el alimento.

* Evitar el contacto entre alimentos crudos y cocidos.

* Limpiar y desinfectar la cocina y los utensilios que se utilizan para la preparación de alimentos.

* Utilizar, en todos los casos, agua segura. Si la misma no inspira confianza, hervirla durante 3 minutos.




Leer mas sobre
Artículos relacionados