SALUD REPRODUCTIVA
Un compromiso social impostergable
"Sería uno de los actos más grandes de la humanidad el hacer posible elevar la responsabilidad del acto de la reproducción al nivel de una acción voluntaria e intencional" (Sigmud Freud, 1898).
Por Lic. Pilar Guala
Redacción
21/01/2004

Los Derechos Reproductivos son derechos básicos de las personas a acceder y obtener información, servicios y apoyo necesario para alcanzar una vida sana, libre y plena en el ámbito de la Salud Sexual y Reproductiva, sin discriminación de edad, género, estado civil y condición socioeconómica. En este sentido, la distribución de métodos anticonceptivos a la población debe ser parte de una política sanitaria del Estado.
Fuente: Ministerio de Salud de la Nación

Comprender el proceso reproductivo supone desentrañar la compleja trama de relaciones que lo atraviesan. Significa comprender que está condicionado por diferentes factores sociales, culturales, políticos y económicos que actúan conjuntamente en las relaciones sexuales de mujeres y hombres, y en la configuración de su subjetividad.

Cada embarazo representa hoy en gran parte del mundo un riesgo de morbilidad y mortalidad para la madre y su hijo/a debido a las condiciones hostiles en que cada niño/a es concebido. Complicaciones en el embarazo y parto, riesgo por abortos clandestinos y posibles infecciones del tracto reproductivo, en especial enfermedades de transmisión sexual, son algunas de las causas que generan los altos índices de mortalidad materna en los países empobrecidos. Consecuencias claras de una reproducción no deseada que produce secuelas a largo plazo que afectan en mayor medida a los sectores de bajo nivel socioeconómico.

La OMS reconoce como los seis principales problemas en la salud de la mujer a escala mundial a la nutrición, la salud reproductiva, los riesgos relacionados con el medio ambiente y el trabajo, enfermedades no transmisibles, salud mental y violencia contra la mujer. Define a la salud reproductiva como: "Salud Sexual y Reproductiva es tener relaciones sexuales gratificantes y enriquecedoras, sin coerción y sin temor de infección ni de embarazo no deseado; poder regular la fertilidad sin riesgo de efectos secundarios desagradables o peligrosos; tener un embarazo y parto seguro y criar hijos saludables".

Si los individuos tienen derecho a la libertad de decisión y acción mientras no interfieran en el derecho de los otros, desde la perspectiva de género este principio debería reconocer el derecho de las mujeres a disponer de conocimiento e información sobre su salud, para permitirles decidir sobre su vida, su cuerpo y su sexualidad, derechos que en los albores del siglo XXI la mayor parte del mundo ignora.

Los Derechos Reproductivos son derechos básicos de las personas a acceder y obtener información, servicios y apoyo necesario para alcanzar una vida sana, libre y plena en el ámbito de la Salud Sexual y Reproductiva, sin discriminación de edad, género, estado civil y condición socioeconómica. La maternidad sin riesgos es un derecho, toda mujer debe recibir el cuidado que necesita para mantenerse segura y saludable durante el embarazo y en el parto. Proceso que involucra tanto a la mujer como al varón cada uno con su especificidad.

Es necesario entonces, promover acciones tendientes a profundizar el conocimiento y la información en torno a la problemática reproductiva para permitir el desarrollo saludable de las personas. Transversalizar la política pública en todos sus sectores es un compromiso necesario e impostergable para garantizar vida y futuro.

Fuentes consultadas: "Procreación Compartida y Maternidad sin Riesgos" del Consejo Nacional de la Mujer; Documento sobre los métodos anticonceptivos del Ministerio de Salud de la Nación- Dirección Nacional de Salud Materno infantil.




Leer mas sobre
Artículos relacionados