CRISIS DEL PROGRAMA PROVINCIAL
Chagas: un antecedente grave en la provincia de Santa Fe
El archivo ofrece una denuncia desde el propio ámbito oficial por la desprotección de ciertos sectores de la población hace algo más de un lustro.
Por Lic. Exequiel Kay
Redacción
21/01/2004


En 1997, el entonces director del Programa Provincial de Chagas, Dr. Carlos Candioti, había denunciado una desarticulación de esa estructura a partir de la decisión del ministro de Salud de aquel momento, Dr. Oscar Rubio Galli, de producir el "cese funcional de las actividades" del mismo.

Los fundamentos de la advertencia del profesional, que luego fue separado del cargo, estaban en los altos índices de la enfermedad registrados en el norte de la provincia de Santa Fe, donde "a partir de la desarticulación del Programa la situación comenzó a empeorar como lo demuestra el indicador de infección en los menores de cinco años" alertaba Cantioti (1).

Por entonces, promediando la primera gestión de Jorge Obeid como gobernador, Candioti lamentó la desatención en las zonas más críticas por la falta de agentes sanitarios. Una de ella era el departamento Vera donde, según este profesional, se habían dejado de hacer observaciones de campo.

La denuncia en ese momento estuvo ligada a una supuesta irregularidad advertida por Candioti: el depósito en gran número de detectores de vinchucas de alto costo en la localidad de Calchaquí por parte de autoridades nacionales del área.

El médico había realizado este llamado atención públicamente, después de haber padecido la indiferencia de la gestión de Galli y, según su versión, haber quedado al margen de las nuevas políticas basadas en un Plan Intensificado de Control de Chagas con fumigaciones masivas y entrega de detectores de vinchucas.

(1) Fuente: Diario La Provincia, 16-08-1997).




Leer mas sobre
Artículos relacionados