MEDICINA
La diabetes y las células madre
El Profesor Bernat Soria, presidente de la Sociedad Española de Médicos Diabetólogos y director del proyecto de la Junta de Andalucía sobre investigación con líneas celulares procedentes de embriones, revela los avances en la materia.
Por Victoria Oyonarte
Especial desde Melilla para El Cronista Regional
13/03/2004


El Profesor Bernat Soria –tras reunirse con el presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Juan José Imbroda y con Antonio Gutiérrez, diputado de la actual Legislatura y miembro de la comisión de Sanidad del Congreso- se refirió a las investigaciones de células madres.

El especialista valoró la existencia ahora de una ley que permite investigar con embriones y con células embrionarias en España. Previamente a una conferencia, expresó que su intención es plantear un problema “muy importante que tenemos en el mundo que se llama diabetes. Ya hay más de 200 millones de diabéticos en el mundo y la cifra va en aumento. Es un tema de salud que importa en todo el mundo. En España, hay más de dos millones, hay quien defiende que son cuatro millones, eso quiere decir que tenemos muchos diabéticos sin diagnosticar. Las complicaciones de la enfermedad pueden ser graves, la diabetes es la primera causa de ceguera en España, también de fallo renal. Todo eso significa que es un problema grande de salud y de calidad de vida”.

Respecto de las alternativas para enfrentar esta realidad, sostuvo que la primera acción es el transplante que es lo que estoy haciendo desde el punto de vista clínico en toda España: intentar que se ponga en marcha el transplante de islotes para diabéticos y curarles la diabetes transplantando islotes procedentes de un cadáver”.

“Antes dije que tenemos más de dos millones de diabéticos, pero hay que preguntar cuántos donantes hay. Y lo que ocurre es que tenemos aproximadamente 1.300 donantes de órganos al año y más de dos millones de diabéticos. Con este marco, nunca conseguiremos que la necesidad se iguale con la oferta. Y ahí es donde entran las células madre: son la fuente ilimitada de células. Hay muchos temas para resolver, mi equipo fue el primero que consiguió curar la diabetes a ratones diabéticos utilizando células madre. Estudiamos ahora incursionar con células embrionarias humanas".

-Un ciudadano melillense ha sido pionero en el transplante de islotes pancreáticos.

- Es cierto, y podrá decir que esa es la primera razón por la que estoy en Melilla. Ese fue el primer ciudadano. Pero, en cuanto a los datos que se refieren a enfermos, tengo una política de confidencialidad absoluta. Por lo tanto, no voy a hacer ningún comentario sobre el enfermo. Pero esa es la razón por la que me siento mucho mejor aquí, porque el primer español transplantado es melillense.

- ¿Ha evolucionado bien, tal y cual ustedes lo esperaban?

- Fue transplantado hace un año en Málaga y evoluciona bastante bien. El procedimiento es el siguiente: hay que preparar islotes en un laboratorio, que puede llevar entre 10 y 24 horas. Y luego, el transplante se hace en otro laboratorio y es muy fácil, es una inyección. Lo que es difícil es obtener buenos islotes y es en lo que estoy trabajando.

- ¿De qué manera el transplante afecta al paciente?

- En este momento hay más de 250 personas en todo el mundo transplantados con esta técnica, la mayor parte de ellos en Canadá y en EE.UU. Ahora estamos motando redes europeas, una para lo países escandinavos, que funciona muy bien. Otra en Alemania, que era muy buena y ahora no va tan ágil, otra en Ginebra y la red española sería la red para el sur de Europa. Lo que cuentan los transplantados es que su calidad de vida cambia como del cielo a la tierra. Ese es el mensaje más importante. Porque yo lo que mido es si se tienen que inyectar o no insulina, cómo controlan la glucosa, una serie de parámetros biológicos que es con lo que trabajamos los médicos. Y a veces olvidamos preguntarle al paciente que tal va. Y lo que te cuentan los pacientes es que antes no vivían y ahora viven. Incluso transplantes que nosotros pensábamos que no habían salido muy bien, en la percepción del paciente es que su vida ha cambiado como del cielo a la tierra. No tienen que estar pendientes de medirse la leucemia cada tres horas, pueden hacer una vida normal.

- Tanto la investigación cómo el transplante en sí, ¿son factibles económicamente?

- Para el paciente es gratis: trae el protocolo clínico aprobado, en este caso por el médico andaluz. Si no me tendría usted aquí, yo soy un defensor de la sanidad pública y de la asistencia universal. Ahora el costo real del transplante aún es muy grande, pero eso no quiere decir que vaya a ser tan grande. Los primeros transplantes son muy caros, pero esto no hay que medirlo en dinero.

- Hablamos de las células madre en el caso de la diabetes, ¿para qué más sirven?

- Sirven para cualquier enfermedad en la que haya un daño cerebral y podamos reparar ese daño. Los ejemplos más claros que hay son parkinson, alhzeimer, lesiones de la médula espinal, lesiones cerebrales: hay personas que quedan paralíticas o no pueden hablar bien porque una zona del cerebro ha parado de recibir oxígeno. Lo que ocurre generalmente es que en esa zona del cerebro, las células que hay se mueren. Pues en todas las enfermedades en las que las células mueren y podemos devolverlas son susceptibles de ser tratadas con terapia celular. Y en modelos animales, tenemos buenos resultados. Luego hay un grupo de enfermedades degenerativas terribles como la ELA (esclerosis lateral amaetrófica). El grupo de enfermedades raras llega a 5.000, poco frecuentes pero terribles para los pacientes que muchas veces cuando se diagnostica (a veces en un niño), se sabe a ciencia cierta que se morirá en poco años y lo hará sufriendo. Y no hay ningún tratamiento para esas enfermedades. Algunas de esas enfermedades podría ser tratada con terapia celular, porque lo que ocurre es que se han degenerado una células y eso es lo que tratamos de suplir.

- ¿Cómo es el proceso y de dónde salen las células madre?

- La célula madre es una célula progenitora de otros tipos celulares. Son las células que se pueden convertir en otras célula. Si vamos a un embrión, nos encontramos con células que tienen todas las puertas abiertas. Pueden transformarse en cualquier tipo celular, por eso las células embrionarias son tan valiosas. Si vamos al feto, ya está mucho más limitado. Y si vamos al adulto, nos encontramos con células que sólo sirven para hacer una cosa. Por ejemplo, cada cuatro meses cambiamos la sangre, eso es así porque tenemos células madres dentro de los huesos, en la médula del hueso, entonces tenemos células madres. Pero sirven sólo para hacer una cosa, las de la médula ósea sirven para hacer sangre, las del hígado para el hígado y así. Pero las de la piel no me sirven para hacer páncreas, que es lo que yo quiero hacer. Las células madre de los adultos están mucho más comprometidas a un tipo celular. En cambio, las células madres de los embriones, aún tienen abiertas toda las posibilidades. Las mejores células madre salen de embriones de 5 a 7 días: es una bolita de células con menos de una décima de milímetro y donde no hay ninguna diferenciación. Es un grupito de células y cada una de ellas puede convertirse en todas las células, es un estadio muy primitivo. Esa es la mejor fuente.

- ¿Cuál es su opinión sobre la clonación?

- Me opongo rotundamente a la clonación reproductiva y estoy a favor de la clonación terapéutica. Me opongo a la obtención de individuos utilizando a esas técnicas. La comunidad científica se opone unánimemente que se clone un ser humano para hacer otro individuo. Pero en su gran mayoría, la comunidad científica se ha manifestado a favor de que esa técnica se utilice para obtener células madre y eso se llama clonación terapéutica.

- Las células madres, ¿pueden retardar el deterioro que produce la vejez?

- El envejecimiento como tal es un proceso biológico que está en los genes. Creo que no se puede modificar la duración de la vida. La duración máxima estimada es cien o ciento veinte años y yo creo que está bien. Lo importante es que en la última etapa de la vida, aparecen una serie de problemas. Es decir, se degeneran determinados tejidos y eso es lo que podemos regenerar. Lo que hará la medicina regenerativa es sustituir esos tejidos. Usted no será inmortal, pero se podrán reparar los defectos celulares que empeoran la calidad de vida de los últimos años. Las células madres se utilizarán para reparar esos tejidos.




Leer mas sobre
Artículos relacionados