SALUD
El alcoholismo y sus consecuencias
La Fundación Manantiales considera que el alcohólico es aceptado por la sociedad mientras es "gracioso", pero las cosas cambian cuando su alcoholismo se descontrola.
Redacción
10/03/2005


Por la baja inscripción, postergaron por segunda vez el plazo para sacar la licencia provincial obligatoria que permitirá la venta de alcohol, norma que abarcará a casi 80.000 comercios bonaerenses, pero la medida dispuesta por el gobierno para disminuir el consumo de alcohol entre los jóvenes no es suficiente para la prevención de este mal que afecta casi al 60% de los chicos argentinos.

El problema del alcoholismo es un de los fenómenos sociales de adicción a una droga psicoactiva, como lo es el alcohol etílico, más generalizado en los últimos tiempos, se lo subestimado en importancia y en numero de afectados. El alcohólico es aceptado por la sociedad mientras es "gracioso", pero las cosas cambian cuando su alcoholismo se descontrola.

Los hombres que consumen máximo 2 tragos diarios y las mujeres y ancianos que toman 1 trago o menos por día, son considerados bebedores moderados o sociales, ya que dicha cantidad no suele ocasionar inconvenientes en la salud.

Pero si hay que estar alertas cuando el consumo de licor por semana supera la cifra de 14 tragos para hombres y 7 para mujeres, en estos casos es necesario prestar mucha atención, pues podría estar en la categoría de bebedor en riesgo, con la posibilidad de progresar hacia un estado de abuso o dependencia.

De acuerdo con encuestas, tan solo el 10% de las personas son consideradas como abstemios, mientras que el 90% restante toma en cantidades variables. Los bebedores en riesgo constituyen 28% de los hombres y 11% de las mujeres, aunque en la población femenina se ha mostrado en el tiempo un incremento progresivo. Un 10% a un 20% de los individuos en la población general han padecido abuso o dependencia al alcohol en algún momento de su vida.

También se ha observado que en los mayores de quince años, el 7% son bebedores excesivos, y el 5% son alcohólicos. Es decir que tenemos el 12% de esta población englobada en la problemática del alcoholismo. Según informes de Fundación Manantiales (Centro de Diagnostico y Tratamiento a las Adicciones), las edades de los chicos con problemas al alcohol están disminuyendo a pasos alarmantes.

Tales valores dan cuenta del enorme impacto que este problema tiene para la sociedad, considerando que además contribuye con 80% de los suicidios, 50% de los homicidios, 40% de los accidentes de tránsito y 15% de las muertes por ahogamiento. De igual manera, el alcoholismo esta asociado en 1 de cada 3 divorcios, la tercera parte de los casos de abuso infantil y 20% a 30% de todas las admisiones hospitalarias.

Los problemas relacionados con el alcohol traen aparejadas serias consecuencias para el individuo, su familia y la sociedad en general. Aunque los sujetos afectados tienen dificultades para reconocer su problema y la mayoría no son capaces de superarlo sin ayuda. En la actualidad existen numerosas alternativas que permiten una rehabilitación efectiva, al final, los esfuerzos serán recompensados y será posible ofrecer una nueva esperanza de vida a las personas que padecen este problema.




Leer mas sobre