MEDICINA DEL FUTURO
Banco de células madre de cordón umbilical
MaterCell, el primer banco de células madre de cordón umbilical para uso propio de América del Sur, se instaló también en Rosario. Inaugurado en octubre de 2003 y dedicado exclusivamente a la recolección, procesamiento y criopreservación de estas células, ofrece a la mujer embarazada un seguro biológico para su hijo por nacer.
Prensa MaterCell
12/06/2006


Ahora, los futuros padres tienen en Rosario la posibilidad de tomar una decisión muy importante antes de que llegue el ansiado momento del parto. Una decisión que les permitirá vivir más tranquilos y seguros, sabiendo que su hijo contará con sus células madre o “stem cells” –adecuadamente custodiadas y criopreservadas por Matercell, para poder utilizarlas ante algún eventual problema grave de salud, tanto del niño como de otros integrantes de su familia.

El deseo de todos los que hacen Matercell es que esta excelente oportunidad que brinda la medicina del futuro esté al alcance de todos los argentinos. Matercell Rosario se suma hoy a las 14 delegaciones que la firma tiene en todo el país. Los interesados pueden comunicarse a la línea gratuita 0800-345-6283 (mater).

El doctor Claudio Chillik, asesor científico de Matercell, explicó que a partir de que una pareja decide conservar las células del cordón, “ese bebé cuenta con una fuente de células madre que son 100% compatibles con él, que le puede servir el día de mañana para la curación de cualquier enfermedad que requiera del uso de un trasplante de médula ósea, así como para el tratamiento de un enorme número de enfermedades en las que hoy se está investigando su utilización, pero que en un futuro cercano se estarán utilizando”.

Actualmente, aclaró el doctor Chillik, “las células madre de cordón se utilizan para trasplante de médula ósea desde hace 16 años en Francia. La mayoría de los trasplantes de médula en gente joven se realiza con células madre de cordón, obtenida de partos en los que la madre dona esa sangre para ser donada. El problema es que muchas veces se tarda demasiado en encontrar un donante compatible, y a veces esto no ocurre. Continúo diciendo que “el concepto de que cada bebé guarde sus propias células por si algún día en el futuro las necesite es un concepto que surge hace más de 5 años y en la actualidad existen este tipo de bancos en casi todos los países de Europa, y rápidamente se está extendiendo por todo el mundo.

En los bancos de Estados Unidos ya tuvieron la oportunidad de que algunos chicos que nacieron y preservaron su propia muestra la hayan utilizado por alguna enfermedad que requirió de un trasplante de médula ósea.

¿Cuáles son las ventajas de conservar las células del cordón?

La conservación de células madre de cordón umbilical permite asegurar al bebé una fuente de células para un eventual trasplante de médula ósea u otras indicaciones posibles sin riesgo de rechazo inmunológico. Desde 1988 en que se realizó exitosamente el primer trasplante de “stem cells” de cordón umbilical, el uso de células de este origen para trasplante se ha ido incrementando año a año existiendo ya varios miles realizados en todo el mundo, incluido nuestro país.

El campo del trasplante se ha ido ampliando continuamente con nuevas indicaciones, lamentablemente uno de los problemas más frecuentes es la falta de un donante compatible de células progenitoras. En los registros mundiales de donantes existen numerosos voluntarios pero a pesar de ello sólo una pequeña parte de los que necesitan un trasplante consiguen un donante compatible.

Actualmente se está investigando con el objetivo de que estas células puedan servir en un futuro no muy lejano para colaborar en la regeneración de tejidos específicos como músculo cardíaco dañado luego de un infarto, o células del sistema nervioso central permitiendo un tratamiento novedoso de enfermedades como el mal de Alzheimer, el parkinson y la diabetes.