El Santafesino
Vida
EUROPA SE MOVILIZA
El biodiesel nos sepultará de agua

Cientos de ONG’s y miles de personas instan a la Cumbre de la Unión Europea a decir “no a los objetivos de biocombustibles” esta semana. En este contexto, Santa Fe ha sido declarada por el gobierno del Ing. Jorge Obeid como provincia productora de combustibles alternativos.

Redacción El Santafesino
12/04/2007

Leer más sobre
biocombustibles
biodiesel
bioetanol
monocultivos
Unión Europea



En los últimos diez días, más de 7000 ciudadanos, 230 organizaciones y personas de reconocido prestigio en todo el mundo han pedido a la Cumbre de la Unión Europea que no apoye la propuesta de objetivos obligatorios de biocombustibles.

Según Almuth Ernsting, de Biofuelswatch: ”Si la Cumbre de la Unión Europea (UE) dice si a los objetivos obligatorios de biocombustibles, estará dando la luz verde a las propuestas de convertir en monocultivos de biocombustibles millones de hectáreas de bosques, pastizales y tierra de cultivos tradicionales en todo Latinoamérica, Asia y África. Esto será un desastre para los bosques, el clima, las comunidades locales y para la seguridad alimentaria. Las emisiones de gases de invernadero por la deforestación, el drenaje de suelos de turba y la agricultura intensiva sobrepasará ampliamente cualquier ahorro aparente de dióxido de carbono por la disminución del uso de combustibles fósiles. Lejos de desacelerar el calentamiento global, los objetivos de biocombustibles lo acelerarán”.

La NASA ha publicado recientemente evidencias que muestran que el 2006 fue el segundo peor año de incendios registrado en Indonesia, superado únicamente por 1997/1998, año en el que las emisiones de carbono de los incendios se elevaron al 40% de las emisiones globales generadas por el consumo de combustibles fósiles de ese año. El drenaje de las turberas y la eliminación de vegetación por parte de los propietarios de las plantaciones son la principal causa de esos incendios. Las emisiones anuales de las turberas exceden con mucho todas los ahorros de emisiones requeridos por el Protocolo de Kioto sobre los niveles de 1990.

El gobierno de Indonesia tiene previsto convertir otras 20 millones de hectáreas en plantaciones de palma aceitera, que posiblemente significarán la destrucción de la mayor parte de los restos de bosque y turberas de Asia Oriental. Estos planes responden muy directamente a las propuestas de biocombustibles de Europa y podrían duplicar las emisiones de carbono de Indonesia. A pesar de ello, Europa clasifica el biodiesel de aceite de palma como un combustible neutro en términos de emisiones de carbono, simplemente porque éstas se llevan a cabo fuera de Europa.

Un estudio reciente de Wetlands International, Delft Hydraulics y Alterra revela que la producción de una tonelada de biodiesel de aceite de palma en suelos de turbera del sureste Asiático genera emisiones de 30 toneladas de dióxido de carbono. Se estima que las emisiones totales asociadas a una tonelada de biodiesel de aceite de palma del sudeste asiático son de 2 a 8 veces mayores que las generadas por el equivalente de diesel de combustibles fósiles.

La producción de biodiesel ha sido relacionada con pérdidas de biodiversidad, abusos de los derechos humanos y subidas del precio de los alimentos. Stella Semino, miembro del Grupo de Reflexión Rural en Argentina dice: "Los impactos de los monocultivos de soja en Sudamérica han sido ya devastadores. Su expansión ha sido y sigue siendo a expensas de los bosques milenarios y otros ecosistemas biodiversos". Las comunidades rurales son obligadas a dejar sus tierras y emigrar a las ciudades, por métodos violentos o por la pérdida de la producción tradicional de alimentos.

La soja requiere de grandes cantidades de pesticidas y fertilizantes que resultan en la erosión del suelo, contaminación de las aguas superficiales y subterráneas y daños a la salud de las personas y los animales. La demanda creciente de biocombustibles en Europa va a exacerbar más aún los problemas, puesto que el cultivo de soja se volverá más lucrativo. La presión para producir otros cultivos para bioetanol empujará la frontera agropecuaria aún más hacia los bosques. Si se imponen las obligaciones de biocombustibles en la UE, la expansión resultante de la agricultura intensiva provocará un desastre social y ecológico en toda Latinoamérica”.

Se espera que el precio de la soja aumente, no sólo por el aumento de la demanda para biodiesel, sino también porque otros aceites vegetales son utilizados para biodiesel y porque los productores de Estados Unidos de Norteamérica están cambiando cada vez más de la soja al maíz para etanol, empujando así el precio de mercado de la soja.

La Carta Abierta enviada a los Jefes de Estado de toda Europa reclama medidas contundentes que reduzcan las emisiones de gases de invernadero de ese continente, y un “no a los objetivos de biocombustibles”. En cambio, solicitan reducciones del consumo de energía y de combustibles y apoyo para las verdaderas energías renovables, como las eólicas y solares. En la medida que la demanda de etanol aumenta, unos precios elevados del maíz serán un incentivo para países como Brasil y Argentina para expandir su producción, suponiendo una presión adicional sobre las tierras y los ecosistemas.

Para mayor información consultar los siguientes sitios de Internet:

- http://www.grr.org.ar/

- http://tinyurl.com/2vgtke

- http://tinyurl.com/33lb7r

- http://tinyurl.cm/3cqjhr

- http://tinyurl.com/2q2lwl



COMENTARIOS DE LECTORES
Haga click  para publicar sus comentarios en este espacio (es necesario estar registrado como usuario).

Comentarios de lectores
Lea los comentarios de los lectores acerca de este artículo
Utilidades

Inicio | Agenda | Cultura | Economía | La Región | Opinión | Política | Sociedad | Vida
Colaboradores | Publicidad | Contáctenos

Copyright©2000 - 2006 El Santafesino - Santa Fe, Argentina.