ACCIDENTES
Analizan el riesgo en la industria química
Derrames, explosiones e incendios en laboratorios fueron noticia en los últimos días. Desde la ingeniería se intenta diseñar instalaciones más seguras que, además de mitigar, ayuden a prevenir los accidentes.
Redacción El Santafesino
15/12/2007


El derrame de solvente en uno de los laboratorios de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Río Cuarto fue el origen de un trágico accidente que terminó con una serie de explosiones que ya se cobraron varias vidas y heridos graves. Si a este episodio se le suma el incendio que tuvo lugar en un laboratorio de medicamentos ubicado en el Parque Industrial de Pilar (provincia de Buenos Aires) vemos que la seguridad en la industria química es un asunto prioritario.

Existen nuevos enfoques ingenieriles que intentan prevenir este tipo de accidentes partiendo de considerar a la seguridad no como algo agregado a un sistema productivo sino una parte fundamental desde la instancia de diseño de una instalación industrial.

"Cuando uno habla de seguridad en la industria se piensa en el uso de cascos, botas, la disponibilidad de matafuegos y salidas de emergencia. Pero si bien estas cuestiones son fundamentales lo que tratan es de mitigar los efectos y proteger la salud una vez que el desastre ya ocurrió", explicó el Dr. Eduardo Miró, docente e investigador de la Facultad de Ingeniería Química (FIQ) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).

El conocimiento de los riesgos y su prevención es un asunto que debe analizarse de forma detenida y con las herramientas adecuadas para tomar las medidas que garanticen la seguridad de la instalación.

Accidente fatal

De acuerdo con la información trascendida del accidente de Río Cuarto, el laboratorio almacenaba importantes cantidades de hexano. Éste es un líquido incoloro derivado del petróleo y altamente inflamable que se utiliza como solvente.

"Nunca hay que tener en una instalación acumulado gran cantidad de solvente. Si hay un equipo que lo requiere, se va comprando en la medida que se necesita o se almacena en un espacio acondicionado y con todas las medidas de seguridad para ese fin", comentó Miró.

"Por otra parte, si se trabaja con un solvente, no tiene que haber una fuente de ignición a una distancia importante, no solamente cerca. En ciertas ocasiones es más peligrosa una explosión de un solvente cuando la fuente es más lejana porque los vapores saturan el lugar y luego explota. Si se prende en el lugar del derrame es más probable que se produzca un incendio, no una explosión", aclaró Miró.

Para diseñar instalaciones que minimicen las posibilidades de este tipo de accidentes está cobrando cada vez más importancia el análisis del riesgo. Este permite crear diseños que se denominan "inherentemente seguros".

"Anteriormente uno diseñaba la instalación industrial pensando en la producción y luego le agregaba las medidas de seguridad -matafuegos, cascos, distribución de equipos de plantas-. Ahora se busca que desde el momento en que se está diseñando cualquier equipo, ya esté la seguridad, que sea tan importante como la producción", dijo Miró.

Análisis de riesgo

Una de las principales herramientas para conocer los peligros de una instalación ya existente o en etapa de diseño es un estudio de análisis de riesgo. "En una primera etapa es necesario identificar los posibles riesgos, para eso uno tiene que preguntarse qué puede ocurrir en esa instalación. Eso no es sencillo porque entre más complicada es la instalación más dificultoso es desentrañar todos los riesgos posibles", explicó Miró.

La segunda etapa del análisis consiste en suponer cuáles son las posibles consecuencias de esos riesgos. Finalmente se evalúa cuál es la probabilidad de que esto ocurra.

La información recabada a través de este análisis se sintetiza en un índice de riesgo. "Este es un valor, un número que se obtiene de multiplicar la probabilidad de que ocurra el accidente por las consecuencias que acarrea. Baja probabilidad da un valor de índice bajo, aunque la consecuencia sea alta y viceversa", contó el especialista.

En la FIQ se ofrece capacitación en análisis de riesgo y seguridad. "Lo que se busca es inculcarle a los profesionales que, desde el momento que esté diseñando un equipo piense no sólo en la producción sino en la seguridad en paralelo y que las dos cosas corran juntas", manifestó Miró quien dicta el curso a estudiantes de la UNL así como en empresas interesadas en potenciar estos aspectos.




Leer mas sobre